miércoles, 9 de enero de 2008

The Fountain

What if you could live Forever?

"The Fountain" es una película de Darren Aronofsky (también director de "Requiem for a Dream"), que narra tres historias paralelas que abarcan 1000 años. La forma en que se entrelazan estas tres historias, que pueden ser perfectamente tres aspectos de la historia central, pasado presente y futuro, es difícil explicar... en realidad es complicado siquiera comentar sobre el contenido de esta película, ya que cada persona que la vea sin duda tendrá una interpretación diferente. Esta es una de esas obras que te dan la libertad de apoderarte de ellas, interpretarlas y releerlas a tu gusto y capricho, pero sin perder el sentido, ya que lo central permanece. Es indudablemente una película sobre el amor, sobre el sacrificio y sobre el darse cuenta de lo que eres y tienes, de lo que quieres ser y lo que tienes que dejar de lado para poder alcanzar aquello sin lo cual no puedes vivir. El amor eterno se plantea en esta película como una forma central de expresión, pero en sus más diversos matices. El miedo a la pérdida es una constante, lo cual transforma esta pelicula en un interminable torrente de emociones. A mi parecer es una obra maestra, un película hecha y deshecha mil veces por cada espectador, reinterpretable a cada momento y emocionante en cada segundo, una experiencia única sobre la eternidad del amor y de la vida, donde cabe la pregunta ¿hay vida sin amor?.

Rachel Weisz y Hugh Jackman realizan actuaciones exquisitas y Aronofsky una vez más deja en claro su calidad como director. Esta película es sencillamente clasificable como algo jamás visto, una historia de amor más profunda que cualquier otra antes filmada.


Pura poesía.

2 comentarios:

Oldrich Novy dijo...

Me gusta mucho la idea de co-construcción, creo que es uno de los aportes más interesantes y favorables de las corrientes en psicoterapia más contemporáneas tales como la sistémica (desde donde me adscribo) o el psicoanálisis relacional o intersubjetivo (desde donde me gustaría conocer más); y a la vez uno de los más grandes indicadores de éxito terapéutico.

Buen aporte, gracias, y siempre es bueno el diálogo entre colegas, jeje... ya te titulaste? a que te dedicas? algun enfoque en particular?

y por ultimo, sorry lo volado... noté que en tus links me agregaste como viti, es por que nos conocemos? o porque viste en otros posts me decían así?

Hombre Croma dijo...

Me tinco la pelicula... buen blog!!

Saludos


Edo Fuentes