sábado, 23 de febrero de 2008

En Buenos Aires

Ya estoy en Buenos Aires.
Lo primero que hice cuando llegué al centro de la ciudad fue sacarme una foto frente al Congreso, es precioso, grande, imponente.
En este momento estoy en el departamento de un amigo, recién almorzadito y cagado de calor, a pesar de que tengo el ventilador en la cara... Si no fuera por el ventilador y el aire acondicionado creo que no soportaría ni un minuto XD
Anoche tuvimos una buenísima conversación, aprendiendo sobre la historia y política argentina (es bastante diferente que te lo cuente alguien del país que sabe de política a leerlo o verlo), tomando "Piel de Iguana" y Gancia (que es como el Martini) y comiendo unas galletas extrañas =P.
A eso de las 5 am nos dio por salir, así que nos fuimos a caminar por las cashecitas de Buenos Aires buscando algún pub para chelear un rato. Como habíamos llevado "Piel de Iguana" en botellas, decidimos caminar por Corrientes tomando el trago, hasta llegar a la 9 de Julio. En esa intersección (Corrientes con 9 de Julio) me encontré con el Obelisco, simple, grande, imponente, en una avenida histórica. Nos sentamos, bebimos, conversamos, no podía creer que a las 5:30 estuviese todo abierto, hay gente como la hay a las 9 de la noche en Viña, todo lleno, gente caminando, McDonald's y Burger Kings abiertos, hasta pasó un tipo disfrazado de pollo (algo como el Tutu-Tutu) y otro en minifalda. Luego fuimos al McDonald's que queda en diagonal al Obelisco y me comí un Doble cuarto de libra con queso (salió caro, bastante más que allá, pero estaba rico)... fue tan surrealista estar comiendo en McDonald's mientras miraba el Obelisco.
De pronto lluvia, muy fuerte, mucho calor también, la humedad es fuertísima, se respira, se siente, a ratos falta el aire, pero todo vale la pena. Para alguien que no ha salido de Chile, venir a Buenos Aires es una experiencia singular, a ratos surrealista, única, atractiva, es una ciudad que encanta, la gente es tan diferente.
Luego caminamos por la 9 de Julio hasta Avenida de Mayo, por ahí nos devolvimos hasta el Congreso y de ahí a la casa (que queda a 4 cuadras del Congreso).
Hoy: Calor, menos que ayer, pero calor de todas maneras, está como Santiago. No sé que haremos, parece que iremos a Plaza de Mayo y en la noche a Ameri-k, la discotheque más grande de la ciudad.
Me enamoré de Buenos Aires.

No hay comentarios: