miércoles, 26 de marzo de 2008

Desafíos y Resfríos

Pensé que este semestre sería complejo, como cualquier otro, pero un poco más relajado puesto que tengo menos ramos que antes. Dadas estas circunstancias me aventuré nuevamente en dos ayudantías, que gustoso realizaré, puesto que me es muy cómodo trabajar con los dos profesores que hacen de mis "jefes", mantenemos muy buena relación, incluso más allá de lo estrictamente universitario. Así mi semestre se vió un poco más cargado de cosas, pero más relajado que el anterior por lo menos, semestre en el cual sufrí somatizaciones en todas las formas posibles, bruxismo, colon irritable, llantos de puro estrés, peleas, etc. Ayer se abrió la posibilidad de realizar una pasantía en algún lugar de mi elección -por supuesto que dentro de las posibilidades que la universidad ofrece y que son varias- así que al parecer me estaría aventurando con pacientes por mi cuenta. Para que la pasantía sea tal, tengo que tomar al menos 3, con una hora de supervisión por semana. Si llegase a hacer esto mi semana colapsaría un poco, 5 ramos, 2 ayudantías y 3 pacientes no me dejarían vivir, pero creo que es necesario el tomar pacientes en solitario a estas alturas de mi carrera, porque da cierto "trainning" para el posterior desarrollo profesional y además porque sirve de material y/o ideas para el próximo seminario de investigación, el cual debo comenzar a idear a la brevedad posible.

Todo lo anterior me asusta un poco, pero no puedo dejar de sentirme entusiasmado por la idea. Creo que el comenzar a "rascárselas por sí mismo" es uno de los pasos más difíciles, pero más fundamentales en cualquier carrera, sobre todo en una carrera relacionada con la salud, donde, muy probablemente, se deberán enfrentar desafíos de la más diversa índole de forma individual. Creo que de hacerlo mi mayor problema será el tiempo, pues debo cumplir sí o sí con todo por igual, creo que todas las obligaciones que tendría, si es que tomo la pasantía, serían igual de relevantes, no podría dejar ni a mis alumnos, ni a mis pacientes ni a mis ramos botados.... sería estresante, pero un desafío nunca está de más. Sinceramente creo que lo haré, porque los desafíos me gustan, me gusta probarme, ver hasta dónde puedo llegar, ver cómo puedo rendir y, de ser posible, dejar satisfechos y hasta asombrados a quienes cumplen el rol de mis "superiores" o "supervisores" o como se les quiera denominar.

Lo único que no me acompaña en todo esto es que al parecer me estoy resfriando. Mi madre me contagió con su tos continua de un virus extraño, al parecer bastante infeccioso, porque con todos los cuidados que tuve, por ejemplo el de no acercarme más allá de dos metros de distancia, no pude evitar que aquel "bicho" ingresara a mi sistema y causara estragos. Tengo tos, aunque a pesar de eso no puedo dejar de fumar, mi vicio más absoluto y corrupto, y pronto tendré fiebre si no me cuido. "En plan antiresfrío" ese es mi lema de hoy -y probablemente el de la semana-, así que estoy tomando todo lo que encuentro para evitar caer en algo más grave.

Aggrrr, parece que la fiebre ataca, lo detesto. Quiero estar bien, tengo que estar bien, claro que si en algún momento me tengo que resfriar, más vale que sea ahora y no después.

1 comentario:

alfredo dijo...

si seguiré visitando, solo estoy esperando que instalen net en mi casa, que fue desconectado por razones que aun no comprendo.

pero siempre seguire con el blog y visitando a mis blogs amigos