sábado, 26 de abril de 2008

"Trisociaciones" Alcohólicas

Desde mi desborde neuropsicológico de la madrugada del Jueves prácticamente no he parado. Siento que ni siquiera he estado en mi casa. De Miércoles a Jueves dormí 2 horas, de Jueves a Viernes dormí 3 y de Viernes a Sábado dormí 4 ó 5 horas... estoy hecho mierda... básicamente.

Dicen que todo esfuerzo tiene sus recompensas, al parecer así es, ya que en Neuropsicología me fue bastante bien, un 6.1 (en una escala de 1 a 7), sobre todo considerando que sólo estudié esa noche. Han sido días intensos y largos, los pacientes requieren bastante tiempo y tener 4 (3 míos y uno grupal) es agotador para alguien que recién empieza en este cuento y que además tiene otras 7 cosas (5 ramos y dos ayudantías) de las cuales encargarse... nada fácil, pero sí muy satisfactorio.

Claro que independiente de todo esto, el alcohol tenía que hacerse presente, cerveza, pisco sour, piña colada, vino sour y piscola han sido los acompañantes y alicientes fundamentales de cuanta obligación ha aparecido, es que nada mejor que un traguito para pasar las tensiones cotidianas y los tormentos propios de las responsabilidades agobiantes. Por supuesto que la Comunidad en su totalidad se ha volcado de manera absoluta e irrestricta al alcohol y, probablemente debido a las tensiones ya mencionadas, los desbordes han sido dignos de grabar. Lamentablemente los reflejos no han estado a la altura de la necesidad cinematográfica, pero más de algún videillo hay por ahí y la tentación de subirlos es grande.... además que el THC causa estragos en la "compostura con el protocolo" de la Comunidad, llegando incluso a la "trisociación" (término inventado por "P" en algún momento de disociación extrema), las nalgadas y el baile casi desenfrenado.

Para continuar con mi disociación (y a veces "trisociación") esta noche iré a un cumpleaños... es que no puedo faltar, "debo" ir a emborracharme.... o sea, a saludar a mi amigo....

....

El martes tengo otra "cita" con el alcohol, esta vez con la no menos agobiada (y no menos alcohólica) Mary... hace tanto que no nos desbordamos como acostumbrábamos, además que realmente se extrañan esas situaciones. Así que en un intento por recuperar esos momentos retomaremos (y re-tomaremos) esa costumbre... haciendo del Martes un Sábado, no está mal... hay que hacerse tiempo para todo.

No sé si resistiré, pero debo intentarlo... siempre vale la pena intentarlo.

No hay comentarios: