miércoles, 7 de mayo de 2008

La Ciudad Vacía, los Blogs y Yo

Hoy no fui a la Universidad, que bueno, porque tenía que dar un control y tenía un paciente que... mmm, digamos no es mi favorito (sí, sí, sí, se supone que no se deben tener favoritos, pero I don't care, estoy contratransferido y mierdas.... Pobre Lacan, con esa frase debe estar revolcándose en su tumba). El cuento es que no fui porque hay paro de micros, hice el gesto técnico, me levanté temprano, me duché y fui al paradero a esperar mi querida micro 5 oriente, la cosa es que no pasó ninguna mierda que me sirviera o en la que me pudiera subir. La ciudad estaba casi vacía, habían solo autos particulares, de micros nada, la única que pasó venía peor que las del transantiago, así que esperé media hora y aborté misión... es que era mucho y realmente no tenía ganas de ir. Llamé a la secretaria para que cancelara la hora de mi paciente (que cosa más fascinante esto de tener secretaria multiuso... me encanta), todo bien con eso, así que aproveché de dormir un rato más. Claramente ese "rato más" se me alargó bastante, hasta las 13:00. Desperté con la dulce voz de mi jefecita quien me presionaba para hacer un par de cosas que no he tenido tiempo de hacer, obvio que le dije que no lo podía hacer en estos días y que lo haría el fin de semana (todo esto en tono de ruego, en ningún caso prepotente, es que con los jefes no se puede ser prepotente), menos mal que aceptó mi petición de prórroga.

Al rato de mi conversación con Helen Mirren (mi jefecita es igual a ella, así que en la intimidad con mis colegas ayudantes le decimos "Helen"), me llama Pauli, básicamente para estresarme, para hablarme del ensayo que tenemos que entregar hoy y del cual no he hecho nada, no he leído nada y para el cual ni siquiera estoy preparado psicológicamente... igual me dió una página de la que puedo sacar información para hacer el ensayo, no sé si lo haga, no tengo ganas y Gárgamel (el ayudante del ramo del famoso ensayo, es igual a Gárgamel... ¡atroz!) me estresa, con él me aparece la faceta oposicionista, él es totalmente inútil, de hecho da la impresión de que pide los ensayos para entender mejor lo que supuestamente él debería explicar (según fuentes bastante confiables a él no le iba taaaan bien en este ramo). Además de eso tengo que estudiar, leer mil textos para la prueba teórico-práctica del viernes... eso me tiene un poco estresado, es que es mucho y yo le quito y le quito el poto a la jeringa.

En fin, después de todo este divagar entre responsabilidades me conecté, para hablar por msn, relajarme un rato, escuchar música, ver videos y leer algunos blogs, tal vez escribir en el mio -como hago ahora- y mierdas así. Aquí viene el shock absoluto, desbordante y desestructurante, la cosa es que el blog de Alfredo (uno de mis blogs favoritos) desapareció de internet, no tengo noticias de si fue cerrado por él, si fue censurado (¿hay censura en blogspot.com?), lo cambió de dirección o qué pasó... no sé nada y me tiene desconcertado, pues ese blog es una de mis grandes entretenciones "blogueras". Aparte de todo es un blog que he citado en varias ocasiones y tenía todo lo que me gusta leer. Tengo a Alfredo en mi msn, pero es como un fantasma, no contesta cuando le hablo (probablemente no sepa quien soy o tal vez no me quiera hablar... tan claro no lo tengo), el problema es que no he sabido qué pasó y no sé si lo llegue a saber. ALFREDO, SI LEES ESTO POSTEAME, ESCRIBEME UN MAIL O ALGO... extrañaré tu blog =(

Así transcurre mi día, entre deberes, pérdidas y prórrogas. Veré si puedo "delegar" algunas responsabilidades, hay que hacer uso de ciertos privilegios autoconcecidos, pues si uno no se los atribuye, nadie lo hará, así que hay momentos en los que debemos aprovechar las circunstancias, sólo espero que todo resulte bien y pueda salir airoso de las obligaciones, veremos como resulta eso.

Termino planteando nuevamente mi inquietud por la pérdida del blog de alfredo, es que no soy bueno con la pérdida, la falta me golpea duro y, como buen neurótico, tengo que llenar esa falta de alguna forma... sólo me queda buscar con qué.

No hay comentarios: