domingo, 25 de mayo de 2008

La Comunidad y sus Límites Rígidos

Puta que hay gente rara en la vida. Ya varios casos he descrito y me siguen apareciendo más, es que parece que soy un imán para ese tipo de gente, tal vez sea porque yo también soy raro, pero bueno el punto es que hay rarezas compatibles y otras que no lo son tanto.

He hablado de la comunidad y, como ya supondrán, los cuatro tenemos nuestras rarezas compatibles y eso es lo que lo hace tan agradable. Pau, Ale, Mary y yo somos más raros que la mierda (porque la mierda también es rara y por eso también nos gusta) y nuestras rarezas se complementan entre sí dando un conjunto multicolor que rotulamos como la Comunidad de la Aceituna. Todo bien entre nosotros a pesar de que ahora -por cosas de horario- nos vemos un poco menos que antes, pero sólo son circunstancias. El cuento es que los excluídos que han ido llegando han sido agentes disruptivos. La cosa parte bien, pero a mitad de camino nos damos cuenta que las rarezas de estos agregados se van alejando de lo que a nosotros nos acomoda. Igual cero rollo con que cada uno tenga su cuento, esa es la gracia de la vida, pero también hay cosas que nos han ido perturbando de a poco, como un cúmulo de incomodidades que ya pesan. Tal vez sea por eso que la Ale como que ya no traga mucho esto de los anexos, para ella se han vuelto un poco intolerables. La Pau es un poco más flexible, pero nota el peso de estas "desviaciones de la norma de rareza" (si la rareza tuviera norma ya no sería rareza, ¿cierto?, en fin...). La Mary ni se entera porque nos hemos visto re-poco, pero la mantenemos al día como podemos. Yo por mi parte creo que hay que entender las circunstancias que los anexos viven, no podemos pedirles que se amolden a nuestro nivel de confianza y relajo, siendo que ellos están en un momento más complejo.... en realidad no sé si "más complejo" sea la expresión, creo que es más apropiado decir "menos resuelto habiendo tenido más años para resolverlo" (¿se entiende la idea?). Así van las cosas por el momento, parece que hay cosas que las niñas no están dispuestas a tolerar y por eso lo hemos conversado bastante, he tratado de ser mediador en ese sentido, tratar de mantenerlas en el "nivel de tolerancia apropiado" para que la convivencia se pueda mantener, casi como una "segunda oportunidad", que no sé si sea tal, porque tampoco ha pasado nada grave, es simple intolerancia, que sinceramente comprendo, porque con la Ale estamos más que vacunados con malas experiencias, justamente por ser "demasiado tolerantes". Cuesta seguir siendo flexible cuando esa misma "cualidad" te ha llevado a ciertas experiencias un tanto (por no decir bastante) complejas. La Ale, por ejemplo, vivía justificando ciertos aspectos de personas X que yo hacía notar porque me parecían que ellos eran un tanto inflexibles con nosotros, siendo que nosotros eramos bastante comprensivos con ellos, cuento corto: resultó que todos los aspectos que yo había hecho notar terminaron por desencadenar un ataque de berrinches con todas las consecuencias que eso le trae al entorno y el sistema en el cual, nos guste o no, tenemos que convivir.

Últimamente siento que la Comunidad está reforzando innecesariamente sus límites.... sí, somos un sistema de límites rígidos, hay que decirlo (quien entienda algo de psicología sabrá a lo que me refiero... no lo explico para no alargarme mucho), en realidad es innegable. No había reparado en ese punto, tal vez ahí radica nuestro error, que nuestros límites rígidos se expresen en cierto nivel de intolerancia para aquellos que no se ajustan a nuestros intereses, aunque también entiendo -y comparto- el deseo de que la Comunidad sea un espacio de libertad para quienes la integran y que no haya ningún tipo de agente extraño en los momentos en los que queramos compartir nuestras mierditas y desbordes. Sé que suena a "grupito" (de esos grupitos de mierda que se forman en todas partes y no comparten con nadie), pero tampoco se trata de eso, no es que no compartamos con otros, sino que me refiero al hecho de compartir un espacio íntimo con toda libertad, sin restricciones de ningún tipo, puesto que eso ha sido lo que hemos encontrado y eso es lo que queremos mantener, quizás sea por eso nuestro recelo a dejar "entrar" a ciertos personajes que han resultado diferentes a lo que esperábamos... menos confiables, en realidad, por eso es que para mantener la comunidad con sus principios fundantes (XD), es que queremos dejar ciertos anexos de lado, entendiendo que las oportunidades para cambiar nuestra opinión se darán, siendo también un espacio y una oportunidad para que nosotros nos podamos abrir a nuevos elementos con perspectivas e ideas diferentes.

Sea como sea, todo proceso de cambio es difícil y el anexo en cuestión ha causado ciertos cambios indeseables, cosas muy puntuales, pero que han sido molestas, sobre todo porque tiende a ser bastante intransigente y ha provocado dificultades en cosas particulares que hemos tenido que hacer el último tiempo, las cuales nos han demorado y molestado, a pesar de que al final han tenido resultados inesperadamente positivos.

Con todo esto, creo que seguiré en mi rol de "mediador" para que esto se solucione de la mejor manera posible para ambas partes, espero que no haya heridos y que la tolerancia se imponga por sobre la rigidez que hemos convertido en parte fundamental de la Comunidad, cosa que tampoco me molesta tanto, pero en honor a la justicia seguiré siendo mediador, tratando de mantener la equidad en todo momento.

"Shita la payasá", nosotros siempre metidos en estos "tetes".

3 comentarios:

ines dijo...

sí, pues, encontrar gente con la que puedas desnudar tu alma es una suerte rarísima
lograr ese nivel de confianza es dificilísimo, además de que debe haber sintonía
tener buenos amigos es como enamorarse
los seres humanos somos complicados...

salu2,
val

Marita dijo...

Mientras leia, pensaba lo dificil que se hace integrarse en un grupo, mas cuando ya se tienen sus manias, libertades, formas de ser aceptadas y asumidas por los integrantes.
Por experiencia propia, puedo decir que cada vez es más complicado lograr una conección q te haga volver a llamar a esa persona para juntarte con ella otro dia o simplemente salir a carretear. Nos vamos cerrando cada vez más, no nos damos cuenta, pero las mismas experiencias, o malas experiencias, hacen que cada vez sea mas comun crear esa coraza...lo entiendo, como persona que no esta en un grupo me gustaria que la cosa fuese diferente,...pero lo entiendo.
Tenemos que terminar adaptandonos...
Besitos wachi.

Irish Girl dijo...

lei varias de tus entradas en el blog. me gusto mucho =) definitivamente volvere por aquí...

me agradó tu forma de escribir


saludos