sábado, 7 de junio de 2008

El antro, Andrés, la Pau y Yo

La noche había comenzado algo accidentada. Yo había llegado al pub a la hora acordada, suponiendo que la Pau se demoraría un poco porque tenía que esperar a Andrés, quien venía de Santiago. Llegaron media hora más tarde, menos mal que la pantalla del local mostraba un concierto de Madonna. Mientras esperaba, fumaba y miraba el concierto, un extraño ente se daba vueltas a mi alrededor. Tenía una pinta extraña de hippie-new age-technopop medio rara, pelo largo con lentes de color verde azulado. El tipo cada tres minutos se acercaba, cada tres minutos un paso más cerca de donde yo estaba hasta que en un impulso me pide un cigarro:

Ente: Hola, oye, ¿tienes un cigarro?
Yo: Sí, espera.

Ente: ¿pero no es molestia?
Yo: No, relájate, saca.

Ente: Gracias, es que acostumbro andar con cigarros, pero hoy no sé por qué no traje...

Yo: hahaha (esa risa de "andate luego por fa")

Ente: Oye... (empezó la frase acercándose a mi, quedando a un centímetro de mi boca)

En eso alguien me toca el hombro, era la Pau que venía con Andrés... GRACIAS SEÑOR, GRACIAS!!!.

Pau: ¿Estás solo?
Yo: SIIII (en tono de por favor ayuda!)


El tipo miró con odio a mi querida Pau, pero nada que dos segundos después y unas risas no solucionaran.

Tomamos un par de tragos para luego irnos al antro. Entramos, yo como siempre compré mis tragos de la noche altiro, porque eso de andar paseándome entre trago y trago no me acomoda, a mi me gusta emborracharme y bailar despreocupadamente sin pensar que tengo que recorrer la pista de baile entera -con todas las incomodidades que eso conlleva- para comprar un copete... no, que lata, mejor todo altiro.

La música estaba buenísima, mucho Fangoria, Madonna, Kylie y Danii Minogue... todo bien. Unas tipas medio raras nos empiezan a hablar, preguntando qué era lo que sonaba -era Fangoria- diciendo que jamás lo habían escuchado y que ellas iban al antro hace 10 años, a lo que respondí: "Si vienes hace 10 años, más de alguna vez tienes que haber escuchado Fangoria, porque incluso hacen especiales.. y bueno, este antro tiene 8 años, no 10." (ponte tú!). Las minas resultaron ser un cacho, hasta que en algún momento las dejamos de tomar en cuenta y comenzamos a bailar y conversar entre nosotros.

A mitad de la noche un intercambio de palabras que podría haberse tomado con humor se fue agrandando hasta transformarse en una discusión desatada entre Pau y Andrés. Para variar yo al medio tratando de desconectarme, mirando los videos, cantando y bailando (soy tan multifacético XD). La cosa es que no podía despegarme de la conversación porque, aparte de tenerlos al lado, hablaban fuerte y además la música era como de soundtrack, de fondo Fangoria cantaba: "Hoy me ha dado por pensar que estás más lejos que ayer", mientras la pelea continuaba. Andrés prefirió desaparecer un rato. Ahí quedamos con la Pau, conversando y tratando de hacer todo nada...


...Al rato Andrés vuelve, la reconciliación, todo bien, abrazos, besos y yo tocando el violín... pero bien igual porque me perturbaba que estuvieran peleados. Ellos abrazados y nuevamente el antro los provee de soundtrack, Dannii Minogue cantaba: "Come and touch me like that it fells so good makes me feel alive, when you touch me like that in and out, up and down, I'm on fire inside".


Así la noche seguía y seguía y de repente, mientras conversaba con la Pau, un tipo me agarra un brazo y me empieza a dar besos en las manos y en el brazo, no se me pregunte por qué, porque no lo tengo claro... raro, igual rico, pero raro XD. Ya estábamos medio borrachos cuando llega el turno de las jaleas, "uuuhhh jaleeeaaaass" le dije a la Pau. Comimos muchas y nos terminaron de emborrachar -tienen vodka... muuucho vodka-, así que el mareo se triplicó. En nuestra borrachera fuimos al subterráneo para tener más espacio y aire, para evitar los peores efectos de la borrachera, supongo, y en mi casi desenfrenado baile quemé a alguien, parece que lo quemé mal, porque mi pucho se apagó y salió volando a algún lugar desconocido... es que mi borrachera principalmente consiste en que la conexión cerebro-cuerpo se pierde completamente, cada uno funciona bien, pero por separado, es decir, recuerdo todo (o gran parte) de lo que pasó, de lo que digo y pienso, pero si pretendo ir a la derecha, doy por seguro que mi cuerpo irá a la izquierda. La Pau entretanto bailaba como trompo -literalmente-, se daba vueltas sobre sí misma con los ojos cerrados y el vaso en la mano. Mientras Depeche sonaba la Pau me dice "aay, esta es como la canción de la Comunidad" y yo la escuchaba sin soltar ni el vaso ni el pucho y sin dejar de bailar -claramente-. En eso se nos acaba el trago y subimos a pedir el último de la noche, al llegar arriba las luces estaban encendidas, el antro cerraba por esa noche. Obviamente no íbamos a dejar de pedir el trago por eso, así que lo pedimos en vaso plástico para llevar -así como "los restitos para el perro" XD-. Conversábamos lo último de la noche dentro del antro cuando se me avisa que hay un after para la gente de "ahí" (es que yo soy del antro desde hace mucho tiempo), así que bien, after la raja y todo, el único problema es que no tenía plata, así que obligados a ir al cajero. Fuimos en una caminata medio eterna, pero que se hizo más liviana con la conversación medio incoherente que el alcohol indujo. Llegamos, sacamos plata -o sea, sacó Andrés- y después nos devolvimos, unos ricos Chester con olor a pata y un completo (a.k.a perro caliente, hot dog, pancho, etc.) para afirmar el estómago y derecho al after. Cuando llegamos al lugar en cuestión, la calle estaba llena de "loboohhs" (así con "h" final, pronunciando la "o" final bien profundamente (?) ), es decir, personas de dudosa reputación e intenciones, así que básicamente "apretamos cuea'", será para otra oportunidad, porque a mi ya me han intentado "hacer la gracia", así que no... para la otra no más.

Después de nuestro frustrado intento de after fuimos al paradero, le pregunto a la Pau "¿Qué onda?" y me dice: "yo creo que para la casa no más"... lo primero que pensé fue "Gracias Señor de nuevo", porque a esas alturas si me dicen: "Vamos a fumarnos un porro a la playa" -que había- yo voy, pero hubiese quedado en calidad de bulto, así que tomé la micro y me fui a la casa.

Llegué mareado, con acidez y dolor de pies (como vieja), comí algo rápido y me tiré a la cama. Me quedé raja hasta hoy a las 16:00 hrs.

Puta que lo pasé bien.

2 comentarios:

Marita dijo...

jajaja que buenaa...me dio risa lo de comprar todo el copete altiro, mi wachi nomas hace esas cosas XD
Hace N q no me curo como esos carretes contigo en Pagano, eran curaderas chistosas, me reia N...Y los completos toxicos d la esquina, que para mi, eran lo mejor del Universooo! jajajaja.
Q recuerdos... ya lo haremos otra vez.
Besosss!

ines dijo...

¡pucha que es rico que te duelan los pies al día siguiente!!!
es el mejor signo de que bailaste sin parar XD
un abrazo,
val