lunes, 2 de junio de 2008

Glamour Onírico y Otras Cosas más Terrenales

Anoche tuve un sueño absolutamente freak. Soñé que estaba en un escenario con Sergio Lagos y era algo así como el Fashion Rocks Santiago (ponte tú!) que claramente yo había organizado -destaco eso de "claramente"- y estaba en el escenario tocando alguna canción con este ente. Yo tocaba la guitarra o alguna mierda parecida (por favor no se me pida tanto detalle) y él "cantaba" -notar las comillas, porque ese pobre weon no canta, aulla-. Rara la hueá.... y era todo "fashion, brillo y puro glamouursshhh". El escenario era grande, con muchas luces y porquerías que caían del techo, habían miles de personas y era todo tan raro, narciso y medio esquizo que me desperté, pensé dos segundos en la tonterita y me empecé a reír como enfermo, no podía creer que hubiese soñado eso... y menos con ese tipo que no soporto. Creo que ver tanto personaje extraño me está afectando seriamente. Lo bueno de todo es que me levanté con ánimo, cagado de la risa y listo para organizar un Fashion Rocks en Chile XD.
____

En otro ámbito de la noticia: Fui a terminar los trámites del crédito, que hueveo es, aparte que tuve que postergar la hora con un paciente para eso, menos mal que él tampoco podía ir, así que nos coordinamos "sin querer queriendo". Llegué al banco y presenté los papeles. Todo bien hasta que veo que el tipo en cuestión va a buscar otros dos papeles y me dice: "tienes que llenar estos papeles en una notaría donde te van un poner un timbre, la firma, tu huella y bla bla bla", ahí como que quedé en shock, me disocié o algo por el estilo porque llegó un punto en el que no entendía nada, sentí como si me estuviera hablando la profesora de Charlie Brown. Salí buscando desesperadamente una notaría, obviamente no tenía idea donde había una, así que vagué por un par de cuadras hasta que un recuerdo lejano y borroso llega a mi cansada mente, mostrándome que había una notaría a un par de cuadras del banco. Entré, habían miles de personas antes que yo, hasta que esperando y esperando por fin llegó mi turno, hice la tonterita y me devolví al banco. Esperé otro rato (que puta costumbre esa de hacer todo lento en los bancos) y me atendieron, pasé los papeles, llené un par de cosas más y entre todo eso una pendeja se quiso adelantar... "no po' lolita, estoy yo primero" fue lo que salió de mi boca. Ni idea qué cara puso porque me di media vuelta y seguí llenando mis mierdas. Cuando terminé el tipo me entrega el comprobante, salí del banco y me vine a la casa. Por fin me saqué ese peso de encima.

Me encanta como mis días se llenan de glamour y cotideanidad, glamour inventado, claro está, pero si no es en los sueños, ¿de dónde más podré sacar eso de "luces, cámaras y acción"?. Sólo soy un chico común, en una ciudad común al que le pasan cosas comunes y de repente, sólo de repente, tiene sueños, aventuras y anécdotas dignas de ser escritas, ya sea por su ridiculez o por su carga de "extraña particularidad".

2 comentarios:

alfredo dijo...

jajaja

me acgue de la risa con tu sueño, es que dentro de la mitologia gay, los profanos pensamos que es tan gay xD ser glamoroso xD jajaja me imaginaba el sueño y me cague de la risa (espero se entienda lo que digo, nada con los gays xD)

y la imagen de la profe de charlie brown lo encontré brillante: siempre pasa eso, de estar frente a alguien que habla muchas mierdas y ahi uno, sin saber que mierda (y yo siempre me rio de eso, me imagino viendome de lejos, quizas que cara pòndré, de no entender nada xd)

The sea, the sky, the dust dijo...

cuando vayas al banco traete siempre una escopeta. Es básico.

saludos