jueves, 5 de junio de 2008

Just Relax

Ayer tenía que estudiar para una prueba, la cual era hoy a las 8:30 am. Como dije en el post anterior, en general mis características procratinadoras no me permiten estudiar temprano y como ayer el sueño me agarró por las bolas decidí dormir un rato para luego pornerme a estudiar, así que puse el despertador a las 2:30 am, una hora exótica, pero adecuada para mis intentos de estudio neuropsicológico -es que no tengo idea por qué, pero se me ha hecho costumbre estudiar todo ramo de ese estilo de noche... algo raro debe haber-, así que pensé "no me voy a acostar bajo la ropa de cama, porque si lo hago voy a pasar de largo", razón por la cual me tiré un trapito liviano encima no más y me puse a roncar (por que sí, yo ronco). Abrí un ojo, miré el reloj que cuelga de mi pared (el de la foto) y ví las 2:45 am, pensé "bah, que raro, no sentí el despertador"... empecé a mirar a mi alrededor con suspicacia, encontré bajo mi almohada -la cual estaba mojada levemente con saliva- mi celular... nuevamente miré a mi alrededor con suspicacia, levanté la mirada lentamente hacia el mismo reloj y súbitamente el terror me invadió, eran las 5:45 am, tenía que levantarme en 45 minutos más, tenía que estudiar "ahora ya!!"...como mierda fui tan aweonao', me quedé dormido de nuevo. Miré desesperadamente a mi alrededor, "los papeles, los papeles!!, ¡¡¡¿¿¿dónde están las mierdas de fotocopias???!!!"... mis ojos encontraron a mi gata que dormía apacible a los pies de mi cama: "Gata de mierda", pensaba mientras una nueva oleada de terror, mezclada con algo de envidia, me invadía. Encontré las fotocopias desparramadas en el suelo, "Carajo puta", fue lo único que me salió en voz alta, mientras me levantaba a recogerlas. Mientras volvía a mi lugar en la cama trataba de respirar profundo pensando "esto no es el fin del mundo, esto es sólo una prueba, es sólo una prueba", cosa que no ayudaba mucho. Tomé mi lugar, me senté, respiré profundo una vez más y empecé la lectura.

Leía apuradamente, juntaba letras y no articulaba frases, ni hablemos de entender el contenido... hice lo que pude. Llegó la hora de la ducha, salté de la cama, "mientras más rápido me duche, más temprano llegaré a la U y ahí podré estudiar con calma"... "la U, la U, la U", daba vueltas y vueltas en mi cabeza. Salí de mi casa a las 7:10 am, había leído la mitad de la materia y para mi sorpresa recordaba bastante más de lo que suponía. Tomé la micro -esta vez sí tomé la micro correcta-, llegué al 4º piso, lugar donde nos tocaba la prueba, y me puse en una ventana a fumar como prostituta con atraso mientras leía lo que quedaba. "Lo que quedaba" era lo peor. Miles de test para medir algo que no recordaba qué era, mientras aprendía uno se me olvidaba el anterior... ahí mi Superyó se dió por vencido, ahora miraba las fotocopias y no leía. Había llegado la hora.

Me senté, me pasaron la prueba, leía las preguntas, algo recordaba, no todo, pero lo peor es no confiar en lo poco que pudiste haber aprendido. La contesté, la entregué y salí. No alcanzo a salir completamente de la sala cuando la Pau me dice "weon, weon... weon!!, qué pusiste en la 1?". Ahí estuvimos un rato comparando las respuestas, teníamos cosas similares, me tranquilicé un poco. En eso la Ale sale y avisa que el profesor hará la revisión de la prueba en ese momento -como acostumbra-. El estómago se me apretaba mientras iba al lugar que me había acogido hasta hace algunos minutos. Me siento y empieza la revisión....

....


Me saqué un 5,5.

¡Que relajo!.

"Just relax, it's what Jesus would do... and we're made in his image baby..."

5 comentarios:

Anónimo dijo...

el azar me trajo hasta acá...--
el estilo que usas para escribir envuelve. Ojalá la próxima vez que estudies no sea tan tormentoso!
alverlo.--

Wenche dijo...

jajajaja....me encantó cuando te tratas de autoconvencer de que no es el fin del mundo, sólo una prueba...es tan cierto, pero tan poco real al mismo tiempo...mucha gente dice que no vale la pena leer minutos antes de las pruebas, porque la mente no alcanza a registrar lo que estás leyendo...esta vez no secundo con "la gente", esos últimos minutos pueden llegar a ser muy valiosos!!!!

De una eterna estudiante, que sabe exactamente a qúe sensación de pánico y alivio describes.

The sea, the sky, the dust dijo...

claro que si, eso es preparar un examen relajado y con tiempo. Lo de las 2:45 es duro. Yo me hubiera ido a emborrachar en algun bar y luego a estudiar, completamente ebrio y ciego.
en fin, cada loco con su tema.

ines dijo...

guaaaaaaaaaaaaa
qué buena historia!!!
yo también envidio a mi gato cuando se queda en la puerta del depto mirándome mientras yo espero el ascensor para enfrentar el mundo.
hoy me acabo de dar cuenta que hace como siete años que trabajo!!!

en fin, te felicito por tu 5,5 tan sufrido

un abrazo,
val

alfredo dijo...

5,5 es buena estrella jajaja

saludos

estaba convencido que habia escrito algo antes...