jueves, 10 de julio de 2008

Don't Go Sharing your Devotion, Lay All your Love on Me

Extraoficialmente supimos que la cosa con el misterioso Consejo se solucionó, decisión favorable para nosotros y todo el cuento. Ahora, lo que queríamos con la Ale enterarnos del detalle "sabrosón", de la copucha y el comidillo de los ires y venires del Consejo, cosa que probablemente no sepamos nunca, pero que sí podemos inferir a partir de ciertas cosas.

Algunos detalles sobre el consejo, está compuesto por lo que creemos son cinco personas, todos con alto cargo en la escuela y que en algún momento de la carrera han sido nuestros profesores, siendo ésta una de las razones por las que creíamos la decisión final sería en nuestro favor. El asunto es que una de ellas fue nuestra profesora este semestre y es quien nos supervisa con los pacientes (digo "nos" porque incluyo tácitamente a la Ale... bueno, ya no tan tácitamente XD) y tiene la particularidad de ser bastante "cambiante" -por decirlo elegantemente- así que a veces anda de buenas y a veces de malas, cosa que se ve reflejada en el trato cotidiano. Esta persona ayer nos manda un mail planteando que está "MUY" preocupada (en su mail el "muy" estaba con mayúsculas) porque no habíamos dado el examen de su ramo, examen del cual claramente estábamos eximidos, y que teníamos la calificación mínima. Cuando leí esto me pareció, por decir lo menos, sospechoso por varias razones, primero porque éramos ocho alumnos -dificilmente se te van a confundir las notas-, además ella nos supervisa -así que tiene más que claro quienes somos- y, sobre todo porque fue ella misma quien nos dijo que estábamos eximidos. Esto nos da para pensar que en el famoso Consejo ella no estuvo de acuerdo con la decisión tomada -decisión que nos favorecía, como ya dije- y que de alguna forma pretendía "castigar" nuestra falta. Lógicamente su artimaña barata e infantil no resultó, puesto que en cuanto leí el mail lo respondí con las pruebas necesarias y suficientes para mandar a la mierda su argumento. Su respuesta no fue de las mejores, consistía en una línea en la que decía "Sí, nos vemos X día", O-SEA!, un "disculpa, me confundí" no hubiera estado de más. Supéralo, no teníamos culpa del asunto, move on. Puede parecer paranoia, pero es innegable que la situación es rara.

Lo bueno de todo, es que el "conflicto" ha servido para confirmar el respeto y cariño que durante estos cinco años nos hemos ganado por parte de los demás profes, cosa que me tiene conforme, porque a pesar del mal rato -y que fue un graaan mal rato- el cuento ha tenido un buen resultado y hasta ha sido satisfactorio.... y a pesar de todo le tenemos aprecio a esta profe, si no es mala persona, puede que se tome las cosas muy a pecho en pos del rigor y la ley, pero tiene que entender que nuestra falta no fue tal, sólo fue una confusión.

Haz como todos, relax and lay all your love on me ;)

1 comentario:

spence dijo...

buf buf...
no creo poder captar todas las ideas que hay en este jodido blog.
no sé si he sacado líquido preseminal, pero tío, me quito el puto sombrero.
y no soy de ir lamiendo janos,
simplemente me encanta
transportarme a otro universo.
y tú lo consigues.

thanks.