jueves, 24 de julio de 2008

"Para Jugar, Dios Necesita un Adversario"

Hace casi una semana terminé de leer "El Contrincante" de Elia Barceló, libro que, como ya dije en ocasiones anteriores, amablemente me había prestado la Ale.

Si bien el libro no es una maravilla literaria ni será de aquellos que te cambian la vida o te hacen mirarla desde otra perspectiva, creo que cumple con lo prometido, que es nada más y nada menos que entretener. Y es que creo que para criticar un libro hay que tener claro qué es lo que se leyó. Leí algunas críticas de "El Contrincante" en internet que fueron absolutamente lapidarias, diciendo cosas como "una nueva decepción" o "prometía, pero finalmente no entrega la profundidad esperada"... hey!, hay que tener claro que el libro no está hecho para cambiarle la perspectiva sobre la vida a nadie, esta es una novela de suspenso que no pretende ser nada más que eso, no pretende más que darle al lector unos minutos, horas o días (dependiendo de la capacidad de lectura que cada quien tenga) de lectura liviana, de un suspenso medio hollywoodense que se jacta de ser parte de la ola de escritores españoles que, hace ya un par de años, han incursionado en el suspenso psicológico y el terror. Creo que eso hay que aplaudirlo, faltan escritores de este tipo de géneros que sean de habla hispana y me parece sumamente interesante las propuestas de algunos de ellos, como Javier Sierra y Carlos Ruiz Zafón.

Creo que Elia Barceló entrega una narración amena y rápida, no se detiene en detalles irrelevantes y cada párrafo está estructurado de tal manera que crea una atmósfera particular y tensa, una forma de preparar al lector para aquello que se encontrará después, pero que tiene la peculiaridad de poder guardar algo, un resto, un suspenso que toma forma sólo cuando la situación descrita cobra vida y llega a su plenitud, al tiempo que produce en el lector asombro y, en lo personal, agrado por un tipo de narración que no es pretenciosa y que tiene como gran logro el poder sorprender por su buena articulación.

Si bien mi posición y opinión están sólo dadas por el hecho de ser un lector frecuente, creo que es válida desde el punto de vista del "cliente". Como tal me siento satisfecho por una pieza literaria a la cual gracia no le falta y si el "ojo experto" del crítico de artes y espectáculos opina lo contrario, pues que se busque un libro trascendental, que vaya a la librería compre la Biblia, el Corán o lo que desee para lograr un cambio de vida y la meditación trascendental necesaria y suficiente para aquello.

"El Contrincante", absolutamente recomendable si quiere pasar un rato agradable.

No hay comentarios: