jueves, 2 de octubre de 2008

Once and Again

Ay Sebastián, siempre tropezándote dos veces con la misma piedra.

Absolutamente ubicado en posición deseante y el otro en la posición del amo.

No, no... muy mal.

1 comentario:

María de los Angeles dijo...

como dice eternal sunshine, "benditos los olvidadizos, aunke tropiecen con la misma piedra" O-o

abrazos!