jueves, 13 de noviembre de 2008

Semana del Odio: Sueldo Miserable

Como he dicho innumerables veces, estoy haciendo unas ayudantías en mi universidad. Las hago no porque me sobre el tiempo, de hecho no me sobra nada, sino porque me faltan de los verdes. Tomé dos ayudantías pensando en que no era tanto trabajo y que tendría tiempo suficiente para todo, a pesar de que este semestre mi carga como alumno era mayor a la de otras veces. Lo pensé y planifiqué, fantaseaba sobre las posibilidades que tendría de organizar mi tiempo y, satisfacción a cuestas, acepté la posibilidad y acepté ambas ayudantías. Claro está que mi capacidad de fantasear es ridículamente más elaborada y productiva que mi capacidad de pensar las cosas de forma coherente y concreta. El tiempo no me alcanza, ando corriendo todos los días, hago todo a última hora y termino dedicándole más tiempo a las ayudantías que a mis responsabilidades como alumno, cuestión que es un gran error, porque lo que en el futuro me permitirá sustentar mi excéntrico y drogodependiente estilo de vida será mi profesión, no unas inútiles ayudantías que pronto olvidaré.

Las responsabilidades son varias, de hecho, exceden lo pactado, pero por buena voluntad termino aceptando deberes que no necesariamente me corresponden. Más que el deber con el quehacer, el problema es que la universidad como empleador es una mierda, pagan poco y mal. ¿Por qué mal?, porque pagan cuando quieren, tanto así que he estado trabajando sin ver un peso por más de dos meses. Hoy recibí el primer cheque y al ver la cifra los ojos se me salieron de las órbitas. Era la mitad de lo que esperaba. Pregunté el por qué, la respuesta fue que esta era la primera parte del pago y que la segunda llegaría en algún momento del semestre. ¿Qué quiere decir eso?, quiere decir que espere bien sentadito, porque me van a pagar el día de la polla (a.k.a pico, pija, pene, pichula, rabo, nabo, cabezón, cabeza de haba, chino tuerto, etc.).

Que mierda más absoluta, trabajo como puta china para poder costear mis vicios y deudas y a la hora de recibir el pago por el servicio prestado (como buena putita del sistema que soy... y que somos todos al fin y al cabo) me encuentro con la desagradable sorpresa que me pagan menos que a una enana tuerta de circo pobre.

mierdaputarajapicoconchesumareputalaweaesauniversidadesunacagada

MIERDA

MIERDA

MIERDA

MIERDA

MIERDAAAAAAAAAAA!!!!!!

Lo peor de todo es que trabajo mucho, porque si me tirara las bolas todos los días me daría lo mismo, pero por la cresta que trabajo. ¡¡¡La esclavitud aún existe!!!. Quiero mi dinero, quiero ser puta, pero puta bien pagada.

¿Alguien requiere de mis servicios?.

1 comentario:

ines dijo...

yap, life sucks, mother fuckerssssssssssssssssssss!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!