sábado, 8 de noviembre de 2008

Sobre el Terror, la Muerte y el Sexo

Estoy viendo "Halloween", la famosa película que tiene a Michael Myers como psicópata protagonista. No sé por qué nunca he podido enganchar con estas películas, no es que no me guste el terror, al contrario, lo disfruto mucho, pero las películas de este estilo siempre las he considerado decepcionantes. Creo que es el protagonista el que no me convence, un tipo que no muere nunca y que hace lo mismo en cada película... no sé, ha perdido la gracia, es siempre lo mismo, él y su puto cuchillo, el que entierra a quinceañeras chillonas y policías entrometidos. ¿Dónde está la novedad?, ¿dónde está la imaginación para matar gente?. Es como Jason, simplemente ya no tiene gracia, es que toda la "maldad" queda estúpidamente concentrada en un pedazo de metal grande y afilado, el que, cual pene, penetra el cuerpo de las niñitas gritonas, después de lo cual brota sangra.

Cada una de las escenas de muerte de este tipo de películas es una evocación al primer coito heterosexual, hombre con objeto grande y erecto se instala sobre la niña inocente, la cual grita en el momento que siente la dureza del objeto en sus carnes mojadas (mojadas por fluidos vaginales, mojadas por sudor o ambas, todo depende del contexto), de las cuales brotará sangre, la cual es el premio para aquel hombre, ya sea porque muestra la virginidad que le fue entregada; o por ser el premio y prueba fehaciente de la muerte de la víctima... de todas formas, ambas situaciones conllevan una pérdida, la de la vida o de la virginidad.

Me parecen especialmente interesantes las películas donde combinan sexo y muerte de forma magistral, como en "Seven", cuando un tipo es obligado a armarse de un traje (cuya gracia era que el en la zona genital tenía un gran cuchillo que simulaba ser el pene) para luego, bajo amenaza de muerte, ser forzado a tener relaciones sexuales con una prostituta. Lo que pasó queda para la imaginación. Otra escena interesante ocurre en "Silent Hill", cuando la más puritana de las puritanas, ad portas de la muerte, proclama a los cuatro vientos que por lo menos morirá "pura", ante lo cual la malvada en cuestión le penetra la entrepierna con cadenas puntiagudas hasta partir el cuerpo por la mitad. También en "Teeth" hay una escena memorable, cuando un pene es arrancado por esa mítica vagina dentada... esa vagina que figura como las fauces mismas del infierno.

Es innegable que la muerte y el sexo son los motores de la vida anímica, mitos como el de la vagina dentata y el mismísimo Edipo ya nos hablaban de eso en la antigüedad. Es que tanto la muerte como el sexo evocan el goce, uno como acto fallido (el sexo) y el otro como el goce total, absoluto y final, el estado cero, el estado de liberación completa (la muerte). La combinación de ambas es poderosa, me parecen cuestiones centrales al momento de querer movilizar al espectador, pero creo que para movilizar y producir cosas en quien observa, los elementos tienen que ser bien utilizados. Pocos saben concatenar la agonía de la muerte con la agonía aparente del orgasmo, la "petite mort", esa pérdida de conciencia y del ser durante unos segundos, la cual está dada por el goce... el goce como muerte.

¿Es posible retratar el goce a cabalidad?, creo que no, lo mismo pasa con la muerte, he ahí su virtud. Es la posibilidad de mover al espectador a que construya su propia versión, a que vea retratado su propio goce -y por tanto su propia muerte- en la pantalla, la que a mi parecer es determinante en una buena escena de terror, las que últimamente son bien escasas.

4 comentarios:

alfredo dijo...

buen articulo, me gusto mucho eso acerca de la evocacion del coito hetero.

escrubiré algo acerca de las pelis

saludos

María de los Angeles dijo...

nunca me han gustado las de terrors. pero pensar en la combinación muerte-sexo iwal sería atrayente verlo en una pelicula.

atrapar mojones?????????????? XDDDDDDDDDDDDD


saludos :D

Seba dijo...

Pero si esa combinación está en todas las películas de este género, el problema es que rara vez lo saben hacer con gracia.

fag dijo...

completísima entrada.
bienvenido a la orgía..
juju

saludosss!