domingo, 7 de diciembre de 2008

Un Circo de 96 Horas

Larga semana, parecía malabarista tratando de equilibrar las responsabilidades con el descanso, aunque éste fue nulo, de hecho anoche fue la primera noche en la que pude dormir como la gente. Fueron días atroces, pero bastante entretenidos, trataré de resumirlos en este update semanal oficial.

Lunes.

El lunes fue el último día de descanso que tuve, traté de aprovechar al máximo el fin de semana pasado, porque sabía que esta semana venía algo pesada. Hice absolutamente nada, estuve tirado todo el día en la cama viendo películas. Ví "Midnight Meat Train", que cochinada de película, hubo momentos en los que quería dejar de mirar, pero mis rasgos perversos no me dejaban, tenía que enfrentar el gore no más, como preparándome para que la semana de terror que se me venía encima.

En este día de ocio, entre películas, puchos y música, hacía ilusos planes de estudiar al día siguiente todo lo que pudiera para así estar relajado el día anterior al examen... como si eso resultara.

Martes.

El martes empezó el hueveo. Tenía que entregar un par de cosas, así que tuve que ir a la universidad. Después de eso me fui a la casa de la Mary para aprovechar el día, almorzar juntos y conversar sobre las cosas que habíamos dejado pendientes por estar los dos hasta el cuello con responsabilidades que hacían nuestros días eternos y desagradables.

La Mary me advirtió que en la casa se estaba quedando la mamá de la niña con quien vive y que nuestra rutina se vería algo afectada porque esa mujer era de las que gustaba de arrirmarse y tener una improvisada consulta psicológica, como el 95% de las personas hace cuando saben que eres psicólogo o estudiante de psicología, casi como si creyeran que eso nos da las respuestas a los misterios más grandes del universo. En fin, acepté la situación, porque a esas alturas no era capaz de poner condiciones a un momento de relajo. La mujer resultó simpática, por lo menos a primera vista, tenía algo medio infantil, pero que no resultaba tan perturbador. Cuando empezamos a conversar mientras jugábamos cartas me di cuenta que la cosa no era tan así, realmente esa tipa tiene un problema importante. Me preguntó qué pensaba sobre Dios, magia, la ira, las vidas pasadas y una lista interminable de cosas, ante lo cual respondí "psicoanalíticamente", cosa que al parecer no le agradó tanto, no porque no le pareciera interesante -porque a cada comentario mío ella se mandaba tres-, sino porque al parecer ella no es de aceptar tan fácil la falta, prefiriendo explicaciones que se coronan con frases como: "todos somos uno"; "todos somos luz"; "vibramos en diferentes sintonías, pero todos llegaremos a ser parte de esa luz inmensa que es el amor divino"; etc. Punto aparte es mencionar los planes que ella tiene, los que consisten en abrir una "Clínica del Amor", la cual hará tratamientos sexuales virtuales (solo ella sabe lo que eso significa) o que tal vez los traté a través de una pastilla (solo ella sabe a qué tipo de pastilla se refería), porque lo más importante de todo es que los olores hablan, te dicen como es la persona y puedes llegar a amar a alguien por su olor, porque lo central es que el olor nos mueve, ya que podemos conocer los olores de los demás, pero nunca el propio. Esta payasada fue planteada de la siguiente manera:

- Terapeuta del Amorsh: "Sí po', si los olores hablan, lo que pasa es que uno llega a conocer el olor de su pareja, pero no el propio, porque por ejemplo yo te digo, ¿cómo yo sé cómo huele mi vagina?, o sea, yo me puedo meter los dedos y oler y todo, pero nunca voy a saber de verdad cómo es el olor de mi vagina... el único que lo sabe es mi marido porque él entierra su cabeza ahí..."

OK!.

Entre terapia del amor y olores nos empezó a dar sed, esa sed de alcohol que no es más que pura necesidad de evasión, es que entre esas frases para el bronce y todo lo que tenía que hacer en lo que quedaba de semana, necesitaba algo de alcohol para recuperar las fuerzas. Es así que decidimos que en la noche beberíamos y tal vez saldríamos. Cuando la noche llegó compramos Vodka y Canada Dry, que combinación más agradable, completamente recomendable.

Cuando ya ibamos por el cuarto vaso de dicha mezcla, era la hora de partir al Antro Nº 2. Caminamos en zig-zag hasta el paradero, comentando por fin las frases ridículas de las que habíamos sido testigos durante el día, teorizando sobre cual(es) patología(s) tendría dicha persona... deformación profesional, lo sé.

Llegamos al Antro nº 2 y la cuestión estaba bastante menos animada de lo que esperábamos, básicamente estaba funcionando como pub, cosa que no se acomodaba a nuestros deseo de locura, alcohol y desenfreno. Luego de reir maniacamente por el alcohol en nuestro torrente sanguíneo ("oh no!, there's blood on my alcohol stream!", díría Karen Walker), decidimos que iríamos al Antro nº 1. Partimos luego de terminar el vodka que venía con la entrada y mientras caminábamos al paradero comentábamos cuan decepcionados estaríamos si el antro al que nos dirigiamos no cumplía con nuestras expectativas, hasta que recordamos que aún teníamos un poco de vodka en la casa, así que de una u otra manera terminaríamos borrachos y bailando, con más o menos gente, pero borrachos y bailando.

Llegamos al antro y el ambiente se veía bastante bien, compramos unos tragos y decidimos bajar, el subterráneo se ha convertido en nuestro lugar preferido para dar rienda suelta a nuestros instintos pecadores... everyday closer to hell, you know. A medida que bailábamos y bebíamos el éxtasis del bebedor nos tomó y produjo los más bizarros contorneos y risas, hasta que de repente se me acerca una tipa X, me toma las manos y se acerca peligrosamente a mi cara, al evadir sus labios de entrar en contacto con los mios escucho que dice:

-"Eres hermoso, ¿estás solo?"

Medio aterrado, respondo:

-"No, estoy con mi amiga..."

Cuando me di vuelta para buscarla la Mary estaba como medio kilómetro más allá... "linda la hueá"- pensé - "ahora cómo me saco a esta loca de encima". Mientras mi fan me besaba las manos, en lo que se podría entender como un extraño gesto de devoción/seducción que claramente no tendría efecto en mi homosexual ser, la Mary aparece. Afortunadamente mi improvisada fan se retiró, en eso le reprocho a la Mary su ausencia:

- "Pfffff, tai' buena pa' emergencias..." ¬¬ (carita incluída)

Seguimos bailando y bebiendo hasta que las luces iluminaron nuestros rostros desfigurados por el baile y el vodka. Subimos las escaleras tambaleándonos, hasta que por fin logramos salir. Cuando llegamos a la esquina y paré para esperar a la Mary, quien se había quedado unos metros más atrás, me di cuenta de cuan mareado estaba. Llegamos a la micro justo a tiempo para que el chofer parara eternamente a esperar más pasajeros y llenar la micro, cosa que un martes a las 5 am no es tan fácil de hacer. Mi mareo aumentaba y las náuseas se empezaban a apoderar de mi, miré a la Mary para ver si ella estaba igual o peor que yo y antes que dijera cualquier cosa, ella me mira y con la lengua algo rebelde me dice:

- Mary: "Necesito bajarme en este momento"
- Seba: "Yo también, urgentemente"
- Mary: "¿Nos devolverá la plata el tipo?"
- Seba: "Tratemos..."

Me paro y le digo al chofer, quien se había bajado a llamar más pasajeros, que necesitabamos bajarnos, que de lo contrario ibamos a dejar nuestra marca en la micro (you know what i mean), ahí nos devolvió la plata y por fin nos pudimos bajar. Nos fuimos a dar una vuelta a la manzana, algo absolutamente incoherente, pero necesario para tratar de pasar el mareo y las ganas de vomitar. Cuando pasamos detrás de un basurero la Mary no aguantó más, se arrodilló y, por lo que puedo suponer, vomitó hasta el pensamiento más íntimo que el alcohol le permitía tener. Luego del relajo, y de que con el paseito y el vomitar recuperámos un estado de borrachera más agradable, buscamos otra micro para llegar luego a casa.

Cuando nos subimos a la nueva micro la Mary iba cansada y yo felizmente recuperado, ahí es cuando la memoria me empieza a fallar. Recuerdo haberme subido, nos sentamos atrás y yo, por alguna razón, empecé a hablar solo y a cantar. Después recuerdo que nos bajamos un poco antes de lo que debíamos, caminamos a la casa de la Mary riendo a todo pulmón por algo que no logro evocar. El entrar al departamento fue otra cosa, la Mary no lograba abrir la puerta, estuvimos alrededor de media hora tratando de abrirla. Después de fumarnos un pucho para aclarar la cabeza y en lo posible la motricidad, fuimos en otro intento, el cual por fin dio sus frutos. Logramos entrar a la casa, comimos algo y después nos tiramos en la cama. Como yo no podía darme el lujo de dormir hasta la hora del infinito porque al día siguiente tenía que estudiar, decidí irme. Cuando llegué al paradero me senté a esperar la micro, la cual no pasaba nunca, razón por la que lentamente los ojos se me empezaron a cerrar. No podía estar despierto, así que empecé a pensar qué podría hacer si no podía irme a mi casa. Recuerdo haber pensado que antes de quedarme dormido me devolvería a la casa de la Mary y, para no despertarla, me acostaría en el pasto que está fuera del edificio bajo su ventana (ella vive en el primer piso). La idea es claramente incoherente, pero en ese momento me pareció totalmente adecuada y lógica. Menos mal que no la tuve que llevar a la práctica, porque al poco rato pasó la famosa micro que me llevaría hasta la cama.

Miércoles.

Al día siguiente desperté tarde, muy tarde, a eso de las 17:00. Lo peor de todo es que tenía que estudiar para el Jueves, ya que tenía examen, y la cantidad de textos que tenía que leer y re-leer no era menor. Como el cansancio del baile y el proceso de desintoxicación caló hondo, preferí ocupar lo que quedaba de día recuperádome y pasar de largo y estudiar toda la noche. Así lo hice, fue largo, frustrante y difícil. Había comido poco, me pesaban los ojos y no me podía concentrar en lo que debía, quería seguir escuchando música, bebiendo y bailando.

La noche pasó rápido, a eso de las 6:30 cerré todo, ya no quería estudiar más. Lo peor era que tenía que estar a las 8:30 tomando un examen con uno de los profes con los que hago esas mierdas de ayudantías... esas hueas' todavía no me dejaban en paz. Con todo eso en mente tomé desayuno y me fui a duchar.

Jueves.

Llegué a la U a las 8:15, con por lo menos quince minutos para repasar algo antes de que empezara el examen de mis alumnos. Subí a la sala donde lo tomarían, estaba el profe y la otra ayudante. Haciendo el cuento corto, fue todo un hueveo, el profe (con un claro Trastorno Obsesivo-Compulsivo) decidió ordenar la sala, poner lo exámenes y hacer un proceso de entrada a la sala alumno por alumno. La gracia de todo eso era que la otra ayudante los dejaba entrar, yo revisaba un apunte que le es permitido tener durante el examen, ellos dejaban todo lo que llevaban (excepto lápiz, corrector y esas cosas) adelante y luego pasaban al profesor, quien les decia dónde debían sentarse, ya que al parecer él tenía predeterminado el lugar donde cada uno de ellos tenía que sentarse. Todo ese proceso realmente me asustó, no pensé que podía existir una persona tan TOC.

Cuando llegó la hora de mi examen ya estaba cansado, no quería saber nada más de nadie, pero sabía que tenía que enfrentar lo que el destino me deparaba. Me senté, respiré profundo y empecé.

A pesar del cansacio y el vodka que todavía sentía en mi, me fue bien. Lo mejor fue que en ese momento la profe se me acerca y me felicita por unos ensayos que entregué para otro ramo que tuve con ella, así fue como supe que estaba eximido de ese examen.

Cuando llegué a mi casa de vuelta ese día, sabiendo que tenía que estudiar para el día siguiente porque también tenía examen (dos, de hecho), decidí que dormiría un poco.... fue bastante poco en realidad, dormí alrededor de tres horas. El sueño pasó por mi como si nada, desperté tan cansado como antes, pero sabía que tenía que funcionar, así que vi tele un rato, leí y huevié en internet perdiendo el tiempo como si nada me estresara... a esas alturas ya tenía decidido que nuevamente pasaría de largo estudiando. Lo hice, nuevamente no dormí, hice malabares con mil quinientos quince tazones de café para mantenerme despierto, cuestión que me ayudó a mantener la conciencia, pero que afectó seriamente mi estómago.

Estudié cuanto pude, ya que mi cabeza lo único que podía pensar era en dormir y en tener unas largas vacaciones. A eso de las 5:30 dejé de estudiar, sentía que me daban vuelta los conceptos, no quería leer más sobre la Histeria, a pesar de lo fascinante que me parece dados los diferentes ropajes que puede tomar. Con eso en mente me fui a la ducha y tranquilamente partí a la U.

Viernes.

Llegué a la sala prácticamente disociado, sentía que los últimos días habían sido uno solo, martes, miércoles, jueves y viernes se habían fusionado, un solo gran día de 96 horas, me senté y empecé a leer el examen. No era tan largo como supuse que sería, eran cinco preguntas de desarrollo, las que involucraban una intensa capacidad de síntesis, porque la profe sólo quería que escribiéramos un plana por respuesta, cuestión casi imposible si consideraba el estado en el que me encontraba y lo amplias que eran las preguntas. Hice lo que pude, espero que me haya ido por lo menos decente.

Después de salir de ese examen me esperaba un día eterno, lo terminé a las 10:45 y el siguiente era a las 17:00. Lo peor era que el de la tarde era un role playing... como odio los role playing, sobre todo cuando es en sala de espejos. Esa mierda activa mis rasgos paranoides, es que el concepto de "al otro lado del espejo" tiene algo misteriosamente persecutorio, los que han estado en esa situación tal vez me entiendan.

Estábamos con la Ale, hicimos la hora en el patio hasta que el cansancio, el desgano y la falta de sueño me hizo proponer que fuéramos a los sillones que recientemente habían instalado en la U. Fuimos y mágicamente encontramos un lugar con un montón de sillones y asientos. Cedimos a la tentación, juntamos algunos y cada uno se armó una improvisada cama. Sí queridos lectores, dormí a raja suelta en la U. Dormimos una hora y media, despertamos y empezamos a preparar la mierda de role playing, había que crear un caso y todo, así que en eso se nos pasó la hora hasta las 17:00, momento crítico que nos llevaba sin dilación a la persecutoria sala de espejo. Dí mi examen, me fue bien, un 6,0 no está mal para alguien que en cuatro días había dormido 5 horas... porque supondrán que a esas alturas ganas de actuar no tenía.

Después de la U la Pau propone que vayamos a tomar. Yeah!!, tomar, me encanta tomar. Fuimos a un antro cervecero, uno al que acostumbramos ir durante las tardes de relajo. Las niñas se rajaron porque yo andaba con los bolsillos planos. Empezamos a conversar, les conté sobre la "terapeuta del amorsh", los olores, el tratamiento sexual a distancia y tanto otro tópico abarcado por dicha persona y entre risa, horror y cerveza a mi me empieza a dar sueño. La cerveza se me fue a los ojos, llegó el sueño con todo su poder. Ya eran las 21:30 y los ojos se me caían, así que tuve que quitarle a las niñas el privilegio de mi presencia (XD).

Llegué a mi casa y dormí. Desperté el sábado a las 16:00, eso quiere decir que dormí 14 horas seguidas. Me hacía falta después de tanto circo.

4 comentarios:

María de los angeles dijo...

ante tu circo lo unico ke puedo decir es:

cuaticors... no kiero entrar a la U !!! oh god .______________·

RICK TERROR dijo...

Generalmente grabo el material de nuestros blogs como archivo de texto para leerlo con calma, como hice ayer con este post tuyo. Creo que es genial el cómo con material tan sencillo armas una buena historia, sin elementos "sobrenaturales" ni "metafísico" (supongo que seas una especie de escéptico o agnóstico, aunque ya habrás notado que muchos ven la psicología como una forma de adivinación o hechicería). a mí tambén se me acercó esa mina en Pagano, e increíblemente, una amiga celosa y neurótica me "rescató" (¡maldita!¡llevaba meses sin verle el ojo a la papa!).
También tu ortografía me sorprende. Supongo que usas Word, pero además escribes muchos trabajos para la U y eso te ha servido de entrenamiento.
Perdona el otro día en el msn. Me conecto poco, pero no me pongo como "no conectado" ni nada por el estilo. La verdad es q de pronto ya no estabas ahí. Bueno, tampoco identifico muy bien a los contactos porque rarísima vez lo uso.
saludos y deja descansar ese hígado, por favor.

¡Abajo Vigotsky!

RICK TERROR dijo...

Sí, el blogger también borra las cursivas y las negritas de su casilla para componer, pero sí se puede cortar y pegar la mayoría de los textos, cuidadndo de usar la vista previa porque da muchas sorpresas.

En cuanto a nuestros contactos, sólo han sido comentarios en blogs. El nexo fue FAG. Me preguntaste si era psicólogo. me mandaste un mail amable. ayer aparaceció un ta_89 en el msn, pero yo no uso ese pgm casi nada y ahora está lleno de gente que no sé quien sea, pero a los que seguramente les dí mi mail con otro fin y ellos por inercia agregan.

Soy más de mail.

Suerte con tus deberes y a lo mejor deberías probar drogarte más y chupar menos. Pero no yerba ni coca, sino algo como la keta o el dilaudid.Piensa en Tim Leary.

Jimmy Watt dijo...

si midnigjt meat train te parecio problematica, no pruebes con "frontier(s)", trata sobre kanibales neonazis en un pueblo de los suburbios de Paris en el siglo XX.

bien lograda

aunque me quedo con midnight meat train.