martes, 3 de febrero de 2009

Pride

En la foto de mi msn salgo con la Mary en el concierto de Madonna. Un tipo que conozco hace poco me preguntó si era mi polola. Yo le dije que no, que era mi mejor amiga. Debido a la clásica incredulidad heterosexual sobre la posiblidad de amistad entre hombres y mujeres me dice que no me cree que sea sólo mi amiga, a lo cual yo respondo que ella sólo puede ser mi amiga porque yo soy gay. El tipo se desestructuró, me dijo que no me creía porque nadie dice que es gay así como así.

¿Cuál es el problema de los hombres heterosexuales con que los homosexuales seamos abiertos con nuestra sexualidad?. A veces me sorprende la incapacidad de ciertas personas de comprender que la sexualidad de uno es tan válida como la del otro, no es mejor ni peor y que ambas se pueden vivir abiertamente porque ambas son naturales, normales y, lo más importante, son y están y no hay nada que puedan hacer para cambiar eso.

Soy un homosexual orgulloso, me gusta y me llena el saber que a pesar de todos los defectos y esterotipos que la gente nos achaca y que entre nosotros mismos nos achacamos, existe una comunidad que lucha, a veces unida, a veces no tanto, pero que estamos presentes y luchamos por igualdad de derechos. Ya no tememos mostrarnos, no tememos marchar y decir quienes somos. La vergüenza es el peor de nuestros males y es contra lo que tenemos que luchar, porque mientras más presencia demostremos más podemos conseguir. Es el miedo a aceptarnos lo que tenemos que evitar, porque si vivimos escondidos nunca lograremos que los demás nos acepten y se den cuenta de que somos personas tal como cualquier otra, con los mismos derechos y deberes, aunque a algunos les pese y nos quieran condenar al anonimato y al infierno con el que tanto nos han amenazado.

La iglesia ha sido una de las principales figuras públicas que nos ha apuntado con el dedo; pues yo pienso que si Dios es amor y Dios es perfecto, yo soy tal cual como Él quiere que yo sea, porque Él no comete errores y me ama, porque soy su hijo al igual que todos los que estamos en este planeta.

We're here, we're queer and there's nothing you can do about it.

6 comentarios:

María de los angeles dijo...

io creo qe ese conocido se espantó porqe los hombres derrepente webean mucho con los gays y eso. o he escuchado muchos casos xd tampoco creería así como asi si alguien me dice qe es gay. anyways. lo bueno es qe tu y muchos mas tienen cero rollo en asumirlo. aunqe choqe xd

jaj.. aun recuerdo lo de esperar las pizzas como puta esperando cliente xd

yyy alguien me dijo qe aqellas mujeres qe se hacian tatuajes como la foto de más abajo, cerca del "caminito" era porqe ya tenían su ano más qe usado. jaj. igual tiene qe ver con eso de "me gusta el pico" xd-


take care !

Elisa dijo...

Hola Seba,

Te pido perdon, primero, porque voy a contrariarte. Pero no quiero que me malentiendas asi que haré lo posible por ser clara en mi exposición. Yo no creo en la exaltación de nada, excepto de la paz...supongo. Primero eres Seba, y luego eres gay. Y por supuesto que tienes derecho a gritar a los cuatro vientos que te gustan los hombres y que pasas de mujeres, es tu derecho, tu libertad de elección y de decirlo. Pero lo cierto es que por culpa de una sociedad retrograda que ha querido ocultar o disimular la homosexualidad, ahora se da el caso contrario. El exceso...la exaltación exagerada, el fanatismo por el sexo ... que los homosexuales predican. A mi eso tampoco me parece bien.

A mi me gustan las chicas, pero yo cuando conozco a alguien...no le doy la mano y le digo, Hola, soy lesbiana y me llamo Eli. Ya sé que es exagerado, pero creo que el punto medio está en el momento en el que no haga falta gritarlo, ni dejarlo claro...porque te gusten hombres o mujeres DE LO MISMO. Tu eres una personas, tus gustos o relaciones sentimentales-sexuales son cosa tuya, y deberías compartirlo con quien quieras y no tener que hacer manifiestos a favor de la homosexualidad, porque la homosexualidad no debería necesitarlos.

Es quizá en ese exceso de declaración de intenciones...donde mucha gente, sorprendida y confundida, puede llegar a dar de lado a los que son excesivamente explicitos. Espero que no te moleste mi opinión,es simplemente una más...me gusta tu blog, y respeto tus ideas. Espero que mi opinión no haya hecho más que enriquecer la tuya, como yo me enriquezco de ti!
un besazo

Seba dijo...

Nunca me han molestado las opiniones de ningún tipo, de hecho creo que es la gracia de todo esto, poder compartir puntos de vista y experiencias, así que primero que todo: ¡gracias!.

Yo también creo que ser gay es una parte de quien se es como sujeto y no EL sujeto como tal. A lo que me refería con este escrito es que cuando se es testigo de discriminación y burlas a los que tenemos una "orientación sexual diferente" me siento en la obligación conmigo mismo de defender esa parte de quien soy y establecer mi punto de vista y, de ser necesario, mi experiencia de vida. Creo también que la exaltación de la sexualidad (no como acto sexual, sino como exaltación de la orientación sexual) es parte de la irreverencia que se ha hecho necesaria para hacernos notar en esta sociedad que constantemente nos discrimina y que me parece que de no haber sido/ser así no tendríamos los derechos que nos hemos ganado, pues también me parece que, a pesar de que la forma no siempre ha sido la mejor, el hacer presencia ha sido la única manera en la que los homosexuales hemos podido marcar cierta diferencia y hacernos de derechos, los que por lo demás, nos corresponden por el sólo hecho de ser personas.

En cuanto a lo excesivo que puede llegar a ser o sentirse aquella "presencia homosexual", no creo que el declarar tu condición sexual sea motivo de asombro o confusión, no tendría por qué serlo, ya que no veo el exceso o sobrexposición en decir "a mi me gusta esto" o "a mi me gusta aquello"; el problema radica en el estereotipo que lamentablemente ha sido el daño colateral de mostrar las diferentes facetas de la "comunidad homosexual", pero que creo no son más que diferentes maneras de comprender y vivir la sexualidad y la identidad de género, cuestión que nos sucede a todos por una cuestión de personalidad, y que han sido adoptadas por aquellos que nos rechazan como pretexto para discriminar por ser "demasiado explícitos".

En suma, creo que si no hubiésemos hablado alto, claro y explícitamente, seguiríamos siendo víctimas de formas de discriminación que no sólo nos podrían dejar sin trabajo, sino que también -como pasaba hace no tanto tiempo- nos hubiese costado la vida.

Elisa dijo...

Hola Seba,

Eres muy claro e inteligente en tu exposición. Creo que hablar alto, claro y explícitamente está muy bien...pero lo cierto es que -a mi parecer- el mundo gay está bastante contaminado por un exceso de apología al sexo, al descaro, y a la falta de "valores" en relaciones emocionales. Con esto, me obligo a aclarar, que hablo en general...y que generalizar es horrible. Por supuesto que hay parejas de homosexuales que tienen una vida sentimental "corriente" (si es que existe ese palabro en una relación emocional), pero no podemos esconder el hecho de que en los locales de ambiente hay un exceso de culto al desnudo, a la provocación y al sexo. No es la primera vez que he salido de risitas por escuchar a varones manteniendo relaciones sexuales en los baños de un local....

El ambiente homosexual es bastante promiscuo (con sus excepciones CLARO)...y no creo que haya que aplaudir relaciones sexuales de aki te pillo aki te la clavo. Por supuesto que cada cual es libre de hacer con su vida lo que quiere, pero tengo amigos que se han visto escandalizados por el tipo de ambiente y relaciones que entablan por ejemplo los gays en Madrid.

Y eso...que son los más divertidos del mundo y me encanta el tipo de fiestas que se montan!!...

Todo mis discurso se basa -al final- en que creo que aceptada la sexualidad de cada uno y siendo respetuoso, no hacen falta grandes provocaciones como las que se acostumbran a ver -por ejemplo en el gay parade- y que provocan -muy a nuestro pesar- empeorar la imagen de un colectivo muy amplio que puede seguir siendo calificado de "perturbado" (cuando ni mucho menos es así) por personas rústicas e incultas.

Un besazo

Elisa dijo...

Aclaro que adoro la fiesta del Orgullo Gay, pero que por ejemplo este año consiguió escadalizarme con algunas actuaciones. Por supuesto no con todas!!! LA FIESTA FOREVER!!

cristal00k dijo...

Pues estoy de acuerdo en muchas de las cosas que expone Elisa. Nadie dice, soy fulanit@ y soy heterosexual. Ni es necesario hacer de la opción sexual, una bandera permanente. Pero si creo, que al igual que en el tema del feminismo, el hecho homosexual, aún necesita de mucha normalización. Una descriminación positiva, en según que ambientes y culturas la veo imprescindible. No hay que olvidar que en algunas aún se les lapida, por ejemplo, amén de discriminaciones varias que todos conocemos. Empezando por la del lenguaje que es terrible... Supongo que a eso es a lo que se refiere Seba.
Por otro lado, me despierta mucha simpatía, al igual que a Elisa, tu valentía y naturalidad al plantear el tema.
Dí que sí Seba, con dos cojones! ¡Fuera armarios innecesarios!
Besos.

P.D. Eres el descubrimiento del día.
Vuelvo en cualquier momento.