domingo, 8 de marzo de 2009

El Efecto Farkas


En esta versión, Hitler tiene razón.


Detesto a Farkas y la vulgaridad inherente al acto de andar regalando dinero y anunciando cuánto dejó de propina a quien. Con los actos de los que hemos tenido que ser testigos queda demostrado que el dinero no equivale a educación o cultura... me refiero a la formación valórica familiar y personal, no a la instrucción impartida en las aulas.

¿Se dará cuenta este caballero cómo mueve a las masas de personas necesitadas hacia una esperanza inútil fomentada por la promesa tácita de ayuda que instaura al momento de regalar dinero en las calles?. Porque cual Guasón en Batman, el señor Farkas se ha dedicado a eso, a lanzar billetes a las calles atestadas de personas, las cuales movidas por la necesidad y/o la codicia, adoran a este caballero como a un Mesias, convirtiéndose así en simples putas compradas por un par de billetes, esos azules que tienen la cara de Arturo Prat plasmada en uno de sus extremos. El pueblo tiene precio y al parecer está en oferta; se entregan y lo siguen como un séquito de putas compradas, pero no usadas que inquietas y expectantes siguen a su "Salvador".

3 comentarios:

Verito dijo...

a mi = puta ke detesto a ese wn del farkas...casi igual k hitler jaja
me mate de la risa con el video wujajaj...
bueno
saludos

María de los angeles dijo...

igual me carga farkas... la gente lo adora por el simple hecho de qe regala la plata... un idolo falso de los más weones qe ha pasado por chile. y esa weá de tirarlo a presidente... el pueblo qiere porqe creen qe con el ganarán dinero sin hacer practicamente nada... puras weas-

el video ya lo habia visto XD y tambien el mismo con una version de "hitler se entera de sus resultados psu" pa cagarse de la risa igual xd

y yo pensé qe los psicologos avalaban esas mierditas pa compartir XD dinamicas culias jajaja

cuidatee

alfredo dijo...

eso demuestra el bajo nivel intelectual de los votantes, y es por eso que siguen en el parlamento los mismos de siempre.

no podemos esperar mas... asi somos como pais...