viernes, 6 de marzo de 2009

Última Primera Vez

Hoy fue el inicio no-oficial de mi último año de universidad. Tuve que ir a tomar unos ramos que el sistema no me dejó tomar por internet. Vi a las niñas, hace tiempo no nos juntábamos y fue agradable tener un rato de conversación, aunque ésta fuera interrumpida por el alto volumen de la música que un Dj ponía en el patio central... ¿por qué un Dj?, la respuesta escapa a mi conocimiento.

Se sentía extraño, hay algo sobre los últimos años que hacen que los nervios sean más agudos y que la ansiedad sea mayor. Estar a un paso del "mundo real" es atemorizante, no sólo por lo que significa en términos de responsabilidad, sino porque también conlleva una serie de cambios, sobre todo por la pérdida de la rutina que durante tantos años nos abrazó fuerte, como una madre a la que a ratos detestas.

Había un sentimiento compartido, nos sentíamos ajenos, parecía otra universidad llena de gente desconocida, tal vez era porque esta sería la última vez que la veríamos por primera vez. Esa primera vez que cada año llegaba y anunciaba el término del ocio estival y el inicio de las responsabilidades. Algo de nostalgia había en nosotros, nuestra última primera vez estaba cargada de emociones cuya agudeza nos era desconocida para una situación tantas veces vivida. ¿Será que ya sentimos el peso de la realidad sobre nosotros?.

Alf acostumbra hablar sobre lo que significa crecer y asumir ciertas responsabilidades y creo que esta es la primera vez que siento que el hacerle frente a esas responsabilidades significa una pérdida. Cuando llegaban las responsabilidades que la cercanía al título acarreaba, me sentía orgulloso y ansioso, como cuando manejas un auto por primera vez, o la primera vez que tiene sexo... esas responsabilidades siempre habían significado una ganancia, un paso más cerca de lo que tanto has deseado y por lo que tanto has trabajado, cuando el "crecer" es motivo de sueños y planes, un mundo lleno de posibilidades. No es que ahora no sienta eso, lo que sucede es que también me doy cuenta de que el crecer y avanzar también significan perder y dejar atrás, asumiendo también que las posibilidades existen, pero son bastante más escasas y estrechas de lo que alguna vez pensaste, lo que a la vez significa que hay que renunciar a ciertos sueños, esos que ahora parecen infantiles e irrealizables. Tal vez darse cuenta de eso también sea parte del proceso, un paso más en este camino... todo crecimiento involucra un sacrificio.

Este último año tiene un sabor diferente a todos los últimos años anteriores, porque de una u otra forma al salir del colegio sabías que aún te quedaban por lo menos cinco años más de estudios, nuevas amistades, nuevas experiencias y nuevas lecciones que aprender, pero a la larga, es un poco más de lo mismo. Ahora no, sabes que lo que viene es diferente, es aprender a valerse por sí mismo, es por fin dejar la rutina de toda tu vida para empezar una nueva, completamente diferente y que no habrá nadie más que tú para resolver los problemas que la adultez y el mundo real traerán.

Tiene algo de nostalgia mi última primera vez, pero es parte de la vida y de crecer, ¿no?.

2 comentarios:

alfredo dijo...

me gusto la cancion. comentare in extenso

María de los angeles dijo...

tengo algo de sentimientos parecidos en este mi ultimo año de pinguina. pero como tu mismo dijiste al final, sé qe luego vendrá mas y más estudio y más y mas gente como yo.

pero aún así, se siente raro saber qe esta vez será la última vez para todo en esta etapa de mi vida D:

no qiero crecerrr O_O

já, mentira XD

pero esqe al hacerse mas viejo los años pasan más rápido y eso no es tan bueno...

cuidatee