lunes, 13 de abril de 2009

Popurrí

No sé por qué últimamente me acomoda y me agrada tanto el tener un día libre en la semana, es como un oasis en medio del desierto. Recién empieza la semana -¡¿qué digo?!, recién empieza el año- y yo ya ando necesitando descansos. Es que a estas alturas sinceramente no quiero más, estoy aburrido de la pobreza del estudiante y de la monotonía que supone el restringir la actividad a las obligaciones universitarias, restrincción autoimpuesta, pero no me da el impulso para más tampoco. Por lo menos por el desagrado que supone el trabajo recibes alguna remuneración, agradable refuerzo que motiva la continuidad en aquella otra rutina (a mis lectores simpatizantes del psicoanálisis les pido que no lean esa última línea).

Estaba pensando en eso de la práctica en laboral. Como dice Alf, ¿será tan terrible prostituirme por un tiempo?, si al fin y al cabo todos terminamos siendo putas del sistema. Creo que no, aunque dificultades habrá muchas si llego a considerar seriamente aquella posibilidad... y dificultades de todo orden, desde las teóricas a las prácticas; desde cómo me veo como psicólogo hasta de dónde sacaría el presupuesto necesario para un traslado de tal magnitud. En fin, es una idea que tengo que masticar más.

____

Hoy estaba en una clase que no puedo calificar como de mis favoritas y hablábamos y divagábamos acerca de lo relacional, de lo intersubjetivo y del rol del terapeuta (o analista) en la clínica. Debo confesar que lo Winnicottiano/Psicología del Yo/Relacional/Intersubjetivo no es lo mío, en ese caso prefiero lo Cognitivo, es que todos estos años hemos estado tan inmersos en el psicoanálisis lacaniano que venir ahora a mostrarnos el "otro lado" se me hace incómodo... aunque reconozco que son resistencias mías, porque debe haber más de alguno a quien le acomoda ese tipo de ejercicio clínico. En relación a esto también pensaba en mis contradicciones, ejerzo el psicoanálisis desde una perspectiva lacaniana, estudio la clínica relacional, medito sobre una práctica laboral y soy ayudante de Psicoterapia Cognitivo-Conductual. Parece cierto eso que hay que ser un poco mentolatum para saber finalmente desde dónde queremos mirar. Ando a lo "canapé de huevo", estoy en todas, para todas y por todas, todo por un módico precio (¡e incluso gratis!).

If it were liquid it would drown me.

1 comentario:

alfredo dijo...

ayudante de cognitivo???!!!!

esa sí que es sorpresa xD