jueves, 30 de abril de 2009

Verde

Hijos de las re-mil putísimas. Me han citado al tribunal por beber en la vía pública, sí señores, me han tratado como un delincuente. Y es que esto de seguir al néctar a mitad de semana no es fácil, es sólo cosa de seguir el llamado, a donde sea, al lugar que llame, con quien sea y como sea. Claro que jamás pensé que una reunión con amigos en un mirador (uno de nuestros lugares preferidos para disfrutar de las virtudes del néctar) se convertiría en escenario de nuestra desgracia. Un cateo, una inspección, una visita inesperada de esa policía verde, esa que no te deja ver. Me pregunto, ahora que me siento como delincuente, cómo se sentirán aquellos que realmente lo son. Probablemente aquellos no sientan ni la mitad de lo que yo he de sentir en este momento, no sólo porque su capacidad de análisis, síntesis y comprensión de aquello que los que formamos parte de la sociedad entendemos como "ley", está disminuído, sino porque también creo que ni siquiera aquellos a los que se les presumo un delito grave son tratados como lo hemos sido nosotros. Registraron nuestro auto -en un infructuoso intento por encontrar "algo" más allá del néctar- cuestión que al parecer los frustró, porque al verse enfrentados a la inocencia de aquellos a quienes presumían culpables, no encontraron nada mejor que pedirnos nuestros documentos y, posteriormente, citarnos fría y calculadoramente al juzgado de policía local por "consumo de alcohol en la vía pública". Todo esto no sin antes hacer el cinematográfico juego "policía bueno - policía malo", aquel que nos inculpaba con su mirada y su cateo; y aquel quien nos aseguraba que todo aquello que ellos llaman "el procedimiento" se debía única y exclusivamente por una devota y dedicada vocación de servicio público, es decir, por nuestra "seguridad". Ante lo cual me atrevo a proferir un "HIJOS DE PUTA, MI SEGURIDAD TU PUTA MADRE", a estos putos lo que les interesa es validar su ínfimo entrenamiento en algo que quizás ni siquiera entienden, porque dudo que tengan alguna noción del "otro" si se preocupan de aquellos que ríen y beben en vez de preocuparse por aquellos que matan y roban.

PUTA LA QUE TE PARÍO DE SU COÑO BABOSO Y PODRIDO y puto tú que viniste a arruinar lo que hasta ese momento había sido una noche marcada por el reencuentro y la alegría. ME CAGO EN TU PUTA LECHE, TUS PUTOS MUERTOS, TU PUTA MADRE Y LAS PUTAS CIRCUNSTANCIAS QUE TE LLEVARON A NACER.

El néctar y sus estragos... más bien, los estragos de la ignorancia de los que se hacen llamar los "guardianes de la ley". No puedo evitar preguntarme, ¿quién vigilará a los vigilantes?.

4 comentarios:

alfredo dijo...

esa huea es mala suerte. yo entiendo que ellos "pretenden" resguardar la seguridad, pero en virtud de la falta de espacios, deberían estar controlando otras cosas, actos de mayor nivel delincuencial que estar bebiendo. Si al final, nadie hace escandalo y si el conductor esta ebrio... bueno, es la opcion del riesgo: si se vuelcan, se mueren, si atropellan a alguien pagan con carcel.

eso es lo malo de este pais: falta criterio.

María de los angeles dijo...

ja XD la media anecdota wn XD.
recuerdo cuando una vez, detenida, como con 100 niñas mas, le pregunté a un paco por qué lo hacían, y luego de explicarme me contó qe el a esa hora ya debía estar en su casa con su familia. ENTONCES POR QE CARAJO detuvieron a tanta adolescente en X protesta y se dan la paja de registrar a cada una de ellas, siendo qe hay cosas mas importantes como su familia o, claro, los verdaderos delincuentes.

puros weones.

paupina dijo...

a mi me llevaron el año pasado en una protesta y no estaba haciendo nada :( y en la micro hedionda me pegaron snif
así que te entiendo ferpectamente
saludos :)

~ shee dijo...

u.u mejor que se preocupen de los corruptos, violadores y asesinos que andan sueltos por ahy y no a personas que comparten por ahy tranquilamente ponen el grito en el cielo los weones ¬¬" ( me gusto tu blog )

saludos :D