miércoles, 3 de junio de 2009

Lejos II

He estado alejado desde hace algunas semanas, es que estoy en un proceso de cambio (interno y externo) que no me permite el tiempo necesario para dedicarme a otras cosas. Con todo lo que ha pasado he llegado incluso a sentir este espacio lejano, casi ajeno y esa es otra de las razones por las que no me he hecho presente con mayor frecuencia, o por lo menos con aquellas cosas que me gustaría decir. Pareciera que lo público ha sobrepasado lo privado y me ha llevado a pensar que todo cuanto diga es como abrir pequeñas grietas para que quienes leen se filtren de alguna forma en mi vida. No es que nunca haya considerado esta posibilidad, pero nunca la había sentido tan presente como ahora. ¿Será que he encontrado otros canales de sublimación? (como dirían algunos); quizás, porque a momentos ni siquiera siento necesario el desahogo por este medio, lo que hasta no hace tanto me parecía impensable.

Es compleja la relación entre lo que queremos decir, lo que realmente decimos con lo que quienes leen entienden... o creen entender, porque indudablemente mis palabras han sido terjiversadas por ojos ajenos, cuestión inevitable, pero que me parece peligrosa, sobre todo cuando se escribe desde la experiencia. El significado de nuestras palabras siempre es definido por otras personas (o por el Otro, si nos ponemos lacanianos), en este caso, por los lectores. El lector detenta un considerable poder, son ustedes los que determinan el significado de todo esto.

Ante el peligro innecesario es mejor retroceder.

5 comentarios:

Kitty Valerie dijo...

Si no quiere escribir, no escriba :D
Abrazos,
val

treme dijo...

noo, acabo dfe encontrar este blog y parece interesante! sgegui escribiendo!

alfredo dijo...

si no quiere escribir... lastima para nosotros tus lectores. espero que sean ciclos, para poder seguir espiando.

sublimacion...

Karen Eliot dijo...

Ahí tienes un gran tema, sobre todo porque en los blogs se tiende a escribir como se habla...
Desde la hermenéutica al close reading, la tergiversación, el plagio. La mala fe en la interpretación, ciertos entrecomillados...

Si no me equivoco Lacan, Nietzsche, Barthes, Zizek,Derrida, por mencionar algunos, los más notorios, han "hablado" abundantemente de esto...

En mi caso, te aseguro que al ejercer alguna de las prácticas que mencionas, contigo o con otros, es precisamente para sacar una reflexión (en sentido estricto) como la que has hecho.

SEA PRUDENTE: PIENSE ANTES DE PENSAR.

EL LENGUAJE ES UNA CASA-PRISIÓN.

Seba dijo...

Completamente de acuerdo, gracias por tu comentario.