viernes, 17 de julio de 2009

W

Han sido días espectaculares.

La visita de mi más antigua y muy querida amiga ha sido un placer de aquellos que no se acostumbran. Los recuerdos, la comida, las anécdotas y los ataques de risa (con llanto y calambres abdominales incluidos) son cosa de cada día. El miércoles llegó, se está quedando en la casa de otra amiga y hemos aprovechado cada día como si fuera el último.

Hoy fuimos a comer pizza, tradición de cada visita que W hace a Chile. El destino: Pizza Hut; el menú: Palitos de ajo y dos pizzas familiares, una Super suprema y una Tejana (sí, nos gusta comer hasta el asco). Conversábamos mientras esperábamos y cuando caímos en cuenta, habían pasado 40 minutos y ni señales de nuestro pedido. "Ah nooo" -dice J- "Yo voy a reclamar". Partió y, cuento corto, después de unos minutos de queja el encargado del local nos dice que no nos cobraría una de las pizzas para compensar las molestias causadas. Great!. Comíamos, comíamos, conversábamos y conversábamos y cuando llega la cuenta, ¡SORPRESA!, no nos cobraban ninguna de las dos pizzas. Great x 2!!. La suerte estaba de nuestro lado y, para seguir la tradición, luego de tan abominablemente exagerada ingesta, el postre nos llevaba al Bravíssimo.

Como no nos cabía ni un suspiro, decidimos ir a caminar, nos sacamos algunas fotos para ayudar a la memoria y, al rato, nos pasamos a la heladería en cuestión. Aún estabamos algo satisfechos (muy), pero las tradiciones hay que seguirlas y, como bien dice W, "si vamos a comer en exceso, lo vamos a hacer bien", nos pedimos el helado más excesivo y obscenamente abundante del menú. Cuando llegó el pedido, con una rapidez digna de admiración -a diferencia de Pizza Hut-, no pudimos evitar el lanzarnos una mirada que combinaba la sorpresa, la complicidad y algo de asco ante el tamaño de los platos. Comimos, al parecer mecánicamente, porque ninguno se dio cuenta cuando habíamos terminado aquellos inmoralmente desmedidos postres. Resultado: No nos podíamos poner de pie. Como pudimos caminamos hacia el auto y en cuanto la gravedad afectó nuestros atiborrados e hinchados estómagos, las náuseas se hicieron presentes. "Si camino vomito, si camino vomito", decía W y sí, yo sentía lo mismo, cada paso me acercaba más al repulsivo y vergonzoso acto de devolver lo comido en plena vía pública. Respiramos profundo y caminamos con una lentitud digna de la admiración de la más lenta tortuga y aún así nos fue difícil, sobre todo porque ante nuestro asco, M, también asqueado, pero al parecer en menor medida, nombraba incansablemente grasosas comidas cuyo olor podía evocar, estímulo ante el cual el recién ingerido helado luchaba por devolverse y mirar las estrellas. Logramos evitar tan indigno acto y nos subimos al auto.

El viaje de vuelta estuvo plagado de ataques de risa ante las fotos que sácabamos. Con una creatividad que sólo puedo justificar por los altos niveles de grasa y glucosa en la sangre, hacíamos las poses más extrañas que un auto puede permitir, cuestión que incluye el colgarse de las ventanas y sacarse fotos cabello al viento al más propio estilo de una propaganda de shampoo, todo esto ambientado por una de las canciones favoritas de W, esas de infancia, la que escuchábamos en nuestros días de colegio. Acalambrados por las carcajadas, todavía con asco, apenas caminando, aún tarareando "Pink" de Aerosmith y esperando lo que se vendrá mañana (al parecer ir a jugar bowling), llegamos a nuestros respectivos hogares.

Las fotos las subiré en cuanto las tenga a mano... bueno, las dignas, porque hay algunas que mejor ni nombrarlas.

Pink- its my new obsession
Pink its not even a question,
Pink, on the lips of your lover, cause
Pink is the love you discover

Pink as the bing on your cherry
Pink cause you are so very
Pink its the color of passion
cause today it just goes with the fashion

Pink it was love at first sight
Pink when I turn out the light
Pink gets me high as a kite
And I think everything is going to be all right
No matter what we do...

Tonight you could be my flamingo
coz pink is the new kinda of lingo
Pink like a deco umbrella
Its kink - but you dont ever tell her

Pink it was love at first sight, and
Pink when I turn out the light
Pink gets me high as a kite
And I think everything is going to be all right
No matter what we do tonight

I want to be your lover
I wanna wrap you in rubber
As pink as the sheets that we lay on
Pink its my favorite crayon, yeah

Pink it was love at first sight
Pink when I turn out the light
Pink its like red but not quite
And I think, everything is going to be all right
No matter what we do tonight

2 comentarios:

Andrea dijo...

Pues espero las fotos! Me apetece ver a ese par de estómagos a punto de explotar en medio de ataques de risa. Un beso!

alfredo dijo...

espero las fotos tambien... y esa es una muy buena cancion.

suerte con lo de comer, que es uno de los mas grandes placeres.

saludos