jueves, 13 de agosto de 2009

Dolor de Alma

Temo a eso de que "el que mucho abarca poco aprieta".

Cada vez que la vida me ha dado la espalda he intentado pellizcarle los cachetes, pero ambos y es ahí, justamente ahí, donde el asunto falla, porque en mi afán goloso de no poder conformarme con sólo una posibilidad, se me terminan cayendo todas las posibilidades, en suma: "me quedo sin pan ni pedazo". Y es que ahora, a siete días de aquel fatídico suceso, me veo involucrado en una serie de asuntos, lo preocupante es que ninguno de ellos parece ir a ninguna parte. Lo más problemático de este asunto es que me aferro con uñas y dientes a estas escurridizas posibilidades, pues son las que me distraen de tan aterrador abismo, ese que por un momento se presentaba amenazante en mi camino. Creo que logré rodearlo y ahora camino con cuidado por su orilla, con el constante temor de caer y desaparecer en sus tinieblas... Pero perderme ahora no es una posibilidad, tengo que estar más en mí que nunca, aunque a ratos se me haga difícil no caerme a pedazos y resbalar por tan profundo agujero.

Casi caí, es algo que debo reconocer, pero tuve la suerte de tener cuatro manos fuertes que me ayudaron a salir. Mary y Pau, como siempre ahí, seré un eterno agradecido de vuestra ayuda, esos momentos en los que supieron estar sin necesidad de decir nada. Cuanto se aprecian las miradas de comprensión en aquellos momentos, ese abrazo apretado que abre las puertas al llanto compartido, al dolor que me permitieron sacar y que sé ellas lo sintieron como propio, haciéndome más liviana su carga.

Ahora transito por ese lugar intermedio, algo entre el dolor y la resignación, entre los recuerdos y los proyectos que nos hacen más llevaderos los dolores del alma. Y me pierdo entre ideales y fantasías, entre sueños de algo más que se mezclan con el temor de revivir la historia, con un toque de nostalgia, porque sin nostalgia el recuerdo no enseña. Espero no tener que comprobar aquel dicho y tener algo más que la pura melancolía y la fantasía.

Temo.

I want to hold the hand inside you
I want to take a breath that's true
I look to you and I see nothing
I look to you to see the truth
You live your life
You go in shadows
You'll come apart and you'll go black
Some kind of night into your darkness
Colors your eyes with what's not there.

Fade into you
Strange you never knew
Fade into you
I think it's strange you never knew

A strangers light comes on slowly
A strangers heart without a home
You put your hands into your head
And then smiles cover your heart

Fade into you
Strange you never knew
Fade into you
I think it's strange you never knew

Fade into you
Strange you never knew
Fade into you
I think it's strange you never knew
I think it's strange you never knew

3 comentarios:

konst dijo...

amo tanto TANTO ese tema. nanaises

María de los angeles dijo...

):

alfredo dijo...

la resignacion... es una de las condiciones humanas. no se puede hacer mas que aceptar la maldicion que nos persigue, respirar hondo e intentar seguir adelante.

ese estado de aceptacion de la desgracia es parte de lo que nos toca vivir; afortunadamentem tienes dos amigas leales que te ayudan a flotar entre la mierda. con eso, los dolores de la vida son mas llevaderos.

suerte y fuerza, seba. que no hay males que duren mas que yo.

saludos

alf