lunes, 19 de octubre de 2009

Anyone?

Quisiera escribir, pero parece que mi vida ya no es tan interesante como solía ser. Tengo algunas cosas que contar, pero nada que valga la pena escribir. Me embarga un gran respeto por la palabra, es por eso que cada vez que intento dejar algo escrito sobre lo que me pasa, termino hablando sobre lo que me pasa con la lejanía de ese que me aseguró estar siempre ahí, pero que finalmente rompió su promesa. Y estoy cansado, agotado de pensar y sentir, de que mis pensamientos siempre me lleven a su ausencia y que mis letras se remitan a las ansias de su presencia.

He odiado, he llorado y me he emborrachado para olvidar. Por suerte sigo contando con la compañía de aquellos que no dudan en estar ahí, junto con algunos otros que se han sumado en este viaje que he emprendido hacia el olvido.

Quizás ahora sólo vuelvo a las letras como forma de desahogarme, de sacarme de encima los momentos que me llenan de angustia, ¿será que el dolor es el mayor inspirador?, ¿no es así como han nacido las más grandes obras de la literatura?...

Me siento desconectado de mi. Alf decía que uno de sus males es el de ilusionarse muy rápido, cosa que comparto, porque vivir en un mundo de desesperados, ansiosos y solitarios nos remite siempre a la necesidad de encontrar a aquel o aquella que quiera compartir sus miserias con nosotros. Necesito encontrar a ese cuyo síntoma sea compatible con el mio, ese que quiera ocultar su dolor con mi compañía y en quien me pueda refugiar para disfrazar la soledad que nos llena cada día y que en este momento llena cada parte de mi.

No puedo evitar dudar sobre qué es más natural, si estar así, (des) conectado con la soledad para querer revolcarse por siempre en el dolor; o estar afuera, con la máscara y poder vivir, llenar cada día con obligaciones, entregarnos completamente y dejarnos de lado para poder ocupar la única posición que parece ser cómoda, la de la superficie, la de lo cotidiano, lo imperfecto, la de la queja y la nimiedad de los detalles que nos inundan diariamente. ¿Qué más hay?, ¿existe otra opción?.

3 comentarios:

Neuroscopetrix dijo...

No creo que del dolor salieran las mejores obras. Mucha herencia acerca de leyendas urbanas. Al menos hoy.

Kitty Valerie dijo...

La felicidad total y absoluta XD
Abrazos!
Val

María de los angeles dijo...

que el amor es dolor y el dolor es poesía... o letras. son los malos sentimientos los que mas hacen mover nuestros dedos siempre y los que nos hacen sentir vivos! pero todo a su tiempo tambien, tampoco hay qe ponerse una máscara ni mucho menos pero si esperar y buscar y saber que qedan muchas cartas por jugar :D