domingo, 12 de diciembre de 2010

Ataduras

Es inevitable, siempre estamos conectados, queramos o no, con algo. Es ahí donde queda de manifiesto las incontables ataduras que nos moldean y terminan forjando quienes somos. El punto es cuando nos damos cuenta cuan poco de nuestra voluntad esta siendo puesta en aquello, todo termina siendo pura consecuencia... Y es por esta pura consecuencia que al final del camino no somos ni la mitad de lo que pensamos que seriamos, por eso algunos escribimos, tratando de liberarnos, o quizás solo demostrando que estamos al tanto de nuestras ataduras y renovamos contrato con ellas en el 2.0.

Todas las ataduras son desagradables, pero las del 2.0 son más brutales, porque son invisibles y se disfrazan de libertad.

1 comentario:

Su dijo...

"...son invisibles y se disfrazan de libertad"
increíble esa última frase, cadencia perfecta en clave de fa :)