miércoles, 6 de abril de 2011

Fantasmas

Vengo al cementerio a dejar algunas flores. Los 140 caracteres a veces lo permiten, así como también quedan espacios entre los deberes. El problema son las ideas, esa página en blanco que pareciera gritar que no hay nada que valga la pena para ser puesto en letras aquí.

Las experiencias personales de pronto parecieron muy personales para ser puestas en un lugar tan impersonal... Las que fueron plasmadas quedarán, porque alimentan mi nostalgia, pero las nuevas las guardo con la esperanza de un renacer de este espacio y de mi creatividad.

Añoro el deseo, ese tren imparable que me llevaba a escribir todo cuanto pensaba cuando este lugar era mío. Ahora somos fantasmas buscando un lugar y redención.

Quiero volver... Podré?, es más, PODREMOS???.

No hay comentarios: